IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Familia de viaje.

Cuida tu dinero en vacaciones

20 de julio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Estamos en plenas vacaciones de verano y así como el turismo se activa durante este periodo también lo hacen los bolsillos de muchas personas, por lo que es relevante contar con planeación financiera para evitar cualquier sobre endeudamiento.

Una escapada a la playa, las montañas o una ciudad colonial puede sonar tentador para las vacaciones veraniegas, pero decidirlo en el último minuto puede convertirse en un desastre para tu bolsillo.

Lo ideal es planear las vacaciones con anticipación, así puedes calcular cuánto necesitarás para cubrir conceptos como: transporte, alimentación, hospedaje, propinas, souvenirs; y ahorrar lo que estimes necesario.

La Comisión Nacional para Defensa y Protección de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dice que para empezar, es básico un presupuesto. Aconseja no salir sin él. Así conocerás tu capacidad de pago. Si lo haces, evitarás realizar desembolsos innecesarios, recuerda que estando en el lugar que vas, pueden surgir contratiempos y servicios turísticos que se sujetan a la demanda, y por lo regular son más caros. ¿

A dónde ir?
Para que puedas escoger el mejor destino, tómate el tiempo para comparar opciones. Hoy en día la oferta que tienen los turistas es amplia, además, tenemos la gran fortuna de vivir en un país que alberga gran variedad de escenarios turísticos.

Por ejemplo, un lugar muy recurrido son las playas, mucha gente quiere aprovechar estos destinos y por lo tanto sus precios tienden a subir en temporada alta. Afortunadamente hay sitios en Internet y muchas maneras de informarse sobre opciones que se ajustan a tu bolsillo.

Además, puedes acudir a lugares cercanos a tu residencia como pueblos mágicos, zonas arqueológicas, parques nacionales, ciudades coloniales, etc. Investiga y compara costos de acuerdo a tu presupuesto, preferencia y tiempo programado de estancia. Maneja tus posibilidades, hasta llegar a la opción que haga disfrutar de las vacaciones a ti y tu familia. Infórmate sobre los atractivos del lugar, las experiencias de otros viajeros (por Internet) y las actividades que se recomiendan realizar ahí, los costos por entradas y transporte a los puntos de atracción.

Evita ser sorprendido por vendedores locales que llegan a cobrar el doble o el triple por paseos que puedes planear antes de tu partida sin un costo tan elevado. Trazar un itinerario te ayudará a visualizar los gastos, agregar o eliminar actividades, según la cantidad de dinero que tengas destinada.

Decide el medio de transporte: avión, automóvil propio o autobús, depende sobre todo del presupuesto que dispones y de la distancia hasta tu destino. Viajar largas distancias en autobús puede ser poco confortable; considera que actualmente existen aerolíneas que ofrecen boletos de avión a precio de autobús.
Consigue mapas del sitio que visitas para poder contemplar las distancias al aeropuerto, a la central de autobuses, costos de taxis, etcétera. Si lo que deseas es hacer varias paradas para conocer distintos puntos turísticos, lo más recomendable es viajar en tu propio vehículo; haz un chequeo preventivo antes de salir a carretera y asegúrate de descansar lo suficiente la noche anterior al viaje para evitar accidentes. También verifica que la póliza de tu seguro de auto se encuentre al corriente.

¿Dónde dormir?
Si ya seleccionaste un lugar, ahora enfócate dónde te hospedarás. Un factor importante para seleccionar la mejor estancia es el uso que le darás a la misma. Si crees que estarás todo el día visitando el lugar, o descansando en la arena, un lugar para dormir y tomar una ducha es perfecto para ti.

Pero si tu plan es más familiar y necesitas tener a la mano restaurante, albercas y zonas de descanso, porque no saldrás a “pueblear” busca un lugar que te ofrezca todo. Hay varios hoteles que tienen promociones todo incluido, ve la opción que se adecué a tus necesidades y mira con lupa la oferta, no por ser todo incluido signifique que pagarás menos, haz cuentas, son tus vacaciones y tu dinero.

Recuerda empacar todo lo necesario para evitar comprar accesorios de última hora en tu viaje, que puedes llevar contigo desde tu hogar como el cepillo de dientes y el desodorante. Tampoco se trata de cargar de más. Investiga cuál es el tipo de ropa adecuada al clima del lugar que visitas, ya que este puede ser un gasto importante no presupuestado. Si viajas en avión contempla el costo por exceso de equipaje. Fija un tope para el gasto en “recuerdos” y pon nombre a cada obsequio.

Es un rubro que casi nadie toma en cuenta (y donde hay más fugas de dinero). Contabiliza un 15% de tu presupuesto para imprevistos (pérdidas de maleta, medicina, etcétera). ¡Más vale prevenir que lamentar y en el peor de los casos quedarse varado!

Para más información consulta la edición impresa del día de hoy.

Comparte la nota

Publica un comentario