IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Actualidad. Pasa de emprendedor a empresario.

Pasa de emprendedor a empresario

19 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Tras combatir el cáncer, Concepción Bedolla, quiere poner en marcha de nueva cuenta su negocio, que por su condición de salud, tuvo que abandonar hace algunos años. Nada la detiene, ni siquiera su pasada enfermedad.

Y es que a la habitante del fraccionamiento Misión del Valle le entusiasma la idea de convertirse en empresaria y contar con un mejor recurso monetario que le permita seguir disfrutando de lo que la rodea.

“Hago faciales y quiero iniciar otra vez mi negocio después de combatir el cáncer, así que fui al curso ‘De Emprendedora a Empresaria’ que dio la Universidad de Morelia (Udem) de manera gratuita a las mujeres, que como yo, queremos salir adelante y que creemos que podemos hacer algo”, platica Conchita, como le dicen sus amigas y familiares a quien se le salieron las lágrimas tras recibir su constancia de asistencia pues ya tiene herramientas para seguir luchando por ella y su sueño empresarial.

Maribel Lagunas y Verónica López, ambas de la colonia Lago 1, son otras dos mujeres capitalinas que desean con ansias ser empresarias. Mientras Mari busca innovar su estética así como crear una empresa que dé empleo a las personas con capacidades diferentes; Vero sueña con aperturar su negocio de uñas y ser su propia patrona.

“Me gusta innovar, ser creativa y ayudar a la gente, sobre todo a las personas con capacidades diferentes porque yo tengo una niña con síndrome Reff así que tomando todo esto quiero convertirme en una empresaria y apoyar a la población vulnerable”, destaca Maribel de 52 años de edad.

Vero, por su parte, comparte que también quiere ser empresaria pero lamenta no saber por dónde empezar. Itzel Yvonee Gómez García, de 25 años de edad y madre de dos gemelitas recién nacidas, es otra mujer que desea aterrizar su sueño de ser la mejor cosmetóloga y maquillista profesional de Morelia.

“Ahorita atiendo en mi casa a los amigos, vecinos y a familiares pero quiero ser empresaria para sacar adelante a mi familia”, comparte. Si te identificas con cualquiera de estos casos, es decir, tienes el sueño de iniciar un negocio o mejorar el que ya tienes, entonces eres un emprendedor que busca convertirse en un real empresario.

Pero ¿cómo lograr ese objetivo?; según Octavio Aguilera y Carmen Orejel, especialistas en mercadotecnia, se necesita en primer lugar dejar de volar y aterrizar las ideas.

“En el momento en el que estamos volando siempre decimos que queremos hacer esto y aquello pero lamentablemente no lo concretamos por eso no nos convertimos en empresarios, así que para salir de esta zona solo hay que convertir esos pensamientos en una realidad, es decir bajar a tierra, acondicionarte con herramientas, cursos e información para después volver a despegar pero esta vez con toda una estrategia”, considera el capacitador del taller de Emprendedora a Empresaria.

Baja a la tierra
Para bajar a la tierra, los conocedores del tema coinciden en que se requiere antes que nada conocerte a ti mismo, seguir tu ‘expertiz’ utilizando tu intuición y experiencia laboral y buscar capacitación. A la vez, menciona que debes encontrar tus habilidades y talentos, conocer tu temperamento (sanguíneo, colérico, melancólico o flemático); descubrir lo que te apasiona y fijarte un propósito.

“Para ello puedes cuestionarte ¿cuál es tu propósito de vida?, ¿cuál es tu misión?, ¿cómo visualizas tu futuro?, ¿qué estás buscando? y si estás usando totalmente tu potencial”, dice el experto. Una vez que conozcas tu propósito, indican que éste debe ser acorde a lo que amas, lo que el mundo necesita de ti, por lo que te pagan o ganas y lo que haces bien.

“Ahora suma ese propósito a lo simple, es decir, haz simplemente lo que te gusta hacer porque si haces otra cosa en tu negocio que ni siquiera conoces, puede salir contraproducente”, destacan. Y es que muchas personas manifiestan con alguna frecuencia su aburrimiento por la dependencia laboral y aspiran independizarse con el deseo de ganar más dinero y para no tener un jefe que los esté controlando.

Y es con ese espejismo que arrancan su propia aventura, montan su propia empresa y comienzan a padecer cuando se enfrentan a todo lo contrario que habían soñado. La paciencia debe ser la mayor virtud de un empresario. Hacer una empresa no es fácil, además de pasión y sacrificio se requiere mucho trabajo y paciencia, los resultados favorables no se dejan ver pronto.

El emprendedor se vuelve un todero: el que administra, el que vende, el que resuelve todos los problemas y el último que sale. Pero las cosas no se quedan así, llega el momento que el negocio comienza a crecer y esto implica que el emprendedor se vaya transformando en empresario.

Es para esta transición es que debes obtener herramientas que te permitan lograr una buena transformación de hacer las cosas como un empresario y no como un emprendedor.

Para más información no te pierdas la edición impresa de este lunes 19 de octubre.

Comparte la nota

Publica un comentario