IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. Un seguro educativo puede hacer la diferencia entre pagar la universidad sin sobresaltos.

¡Planifica la educación de tu hijo!

11 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.-  A pesar de que en el país existen varios productos de las aseguradoras y apoyos del gobierno federal para impulsar la educación superior, hay pocos padres de familia que los aprovechan, quizá por desconocimiento o porque creen que son caros pero, como sea el caso, no hay como conocerlos y con base en ello elegir el mejor plan.

Según Juan Cruz, presidente de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (Amasfac) en Michoacán generalmente las compañías manejan planes a largo plazo enfocados hacia la educación de los hijos para que puedan estudiar en la universidad que deseen una vez que hayan cursado su bachillerato y que dan tranquilidad a los padres ya que no tendrán que pagar las colegiaturas, inscripciones y reinscripciones así como los gastos que implica el estudio.

Destaca que estos planes consisten en que los padres formen un capital desde que sus hijos son pequeños el cual recibirán cuando sus progenitores hayan cumplido los 18 años para el caso de la universidad y 22 para maestría o posgrado.

Y es que recordó que entre más años duren los padres de familia pagándolo menor será el costo… “si lo empiezan a pagar desde que el niño nace prácticamente (durante 18 años) será menor el monto que si lo contratan cuando le restan 10 años para ingresar a la universidad ya que implica un ahorro más fuerte”.

En este capital educacional, comparte Cruz, la idea es elegir la universidad en la que los padres de familia pretenden que estudien sus hijos, para que basado en ello, se haga una estimación de cuánto puede costar la carrera de acuerdo a los semestres; aunque refirió que usualmente las aseguradoras han tomado como referencia la Universidad del Tecnológico de Monterrey.

En ese sentido, destacó que se estima en promedio un costo de entre 50 mil dólares (856 mil pesos) y 60 mil dólares (un millón 32 mil pesos),  tomando como referencia la compra del dólar a 17.20 pesos… “así que esa es más o menos la meta que se propone como mínimo a los padres de familia para cuando sus hijos cumplan los 18 o 22 años tengan ese capital para que estudien”, aporta.

Retomó que a pesar de que se toma como referencia el Tecnológico de Monterrey los hijos pueden estudiar donde los deseen ya sea  dentro del país como fuera… “esto significa que el capital no es para que estudien en determinada universidad, ya que las aseguradoras entregan a los papas el mismo una vez que sus hijos cumplen con la edad necesaria y no hay condicionamiento”.

Este tipo de seguros, menciona que caen dentro de los que denominamos “dotales” que permiten que el seguro se cobre en vida.

“Es decir, si los padres sobrevivieron, el dinero se recibe para pagar los estudios pero si llegan a morir se da una a indemnización por el fallecimiento y cuando el niño llegue a los 18 años o 22 el beneficiario recibe el capital que sus padres habían proyectado, así que se trata de un seguro con doble beneficio”, abunda.

A pesar de ello, el agente menciona que se contrata muy poco este tipo de producto por la falta de su conocimiento, porque la población cree que es realmente caro o porque los mexicanos son pocos previsores.

“Estimo que la población que contrata un seguro de este tipo, no es más de un 2 por ciento por lo que para los agentes es una oportunidad importante para aprovechar ya que hay un gran mercado a quien ofrecer este beneficio”, declara.

Destacó que para acrecentar más la cultura de la prevención en este tipo de seguros, la Amasfac trabaja con las primarias para que sugieran a los papás este tipo de productos que si se contrata con mayor anticipación, la prima será menos costosa.

El representante de las aseguradoras en el estado resaltó que en números generales el costo de seguro estudiantil representa el 70 o 80% de lo que recibirán cuando sus hijos vayan a la universidad o estudien una maestría o postgrado.

El empresario recalca que los pagos de este seguro se pueden realizar en todas las formas ya sea anual, semestral, trimestral y mensual… “son proyectos a largo plazo por lo que es importante que los papás lo vean como compromiso para que no lo dejen de pagar a medio camino”, abunda.

El líder del sector retoma que actualmente ya hay niños que han podido concluir sus estudios por estos seguros pero consideró que podría haber muchos más si hubiera mayor cultura en el país.

Finalmente comparte que se puede dar el caso de que los hijos decidan no estudiar por lo que aclara que el papá recibe el capital y quizá con ello le pueda instalar un negocio; aunque recordó que el objetivo principal de este producto es que tengan recursos para el estudio.

Para conocer más sobre el tema consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 11 de abril de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario