IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.65

22.00

Foto: Internet. Abogada de origen peruano, radicada en México, Laura Bozzo sabe lo que la gente consume en TV y por eso nadie ha podido quitarla de su lugar.

“Talk Show” sólo genera mentiras en TV

21 de julio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Entre “la señorita” Laura, la “señora” Rocío, la “Doctora” Polo, La “Jueza” Cristina, nuestra televisión está inundada de telebasura. Es un término bastante despectivo pero no se lo hemos dado nosotros, es así como se clasifica a los nuevos géneros televisivos como los talk shows o los reality shows: emisiones con contenidos poco educativos, violentos, inapropiados y hasta obscenos.

Increíble pero cierto resulta que aún hoy en día estos programas se mantengan al aire gracias al éxito que tienen entre el público televidente, esa gente que confunde la realidad con la ficción y que aún cree que se trata de conflictos verdaderos, pese a los miles de testimonios y pruebas que confirman que todo es una vil mentira, un montaje televisivo.

Basta con indagar un poco en internet para encontrar cientos de evidencias que demuestran la falsedad con los mismos panelistas en diferentes disfraces y en diferentes televisoras.

Son producciones llenas de trucos, mentiras, trampas y hasta sobornos, mismos que les permiten desde usurpar funciones, hasta violentar derechos humanos o exhibir rostros de infantes dando testimonios falsos sobre abusos sexuales o maltrato físico. La dualidad con la que se manejan, permite que al ser descubiertos o investigados a fondo, estos shows televisivos argumenten ser solo eso, un show, basado en la realidad, o “casos reales pero dramatizados”…y el que se lo creyó, se lo creyó.

 Eso sí: todas las presentadoras afirman en sus programas de televisión que los casos son totalmente documentados.

Todos tienen un poco de todo; mezcla de ficción y realidad. Algunos son casos verdaderos con sus participantes reales aunque estos son los menos y los más simples. Hay casos reales que son personificados por actores. Por último están los casos totalmente fabricados y que muchas rayan la línea de lo ridículo. Se necesita ser muy ingenuo para creer que ciertos casos son verídicos.

También hay talk shows a la mexicana, como es el caso de Martha Susana, Ella es Niurka, Laura en América y Hasta en las Mejores Familias, solo algunos de los títulos que han incursionado en el género.

¡Qué pase el desgraciado!

Antes era fácil masificar mentiras como estas a través de la televisión, pero hoy, gracias al internet  se sabe que la mayoría de los casos son viles actuaciones hechas por personas comunes y corrientes pagadas por las televisoras con el único fin de aumentar y mantener el rating haciendo de este un negocio muy lucrativo.

Un reportaje de Proceso publicado en 2012 con el título: ´Cosas de la vida; evidencia de un falso testimonio” relata cómo TV Azteca solicita “Vacantes para extra de televisión” en los avisos clasificados del periódico “El Universal”. Dando seguimiento a la vacante, el reportero se encuentra con un sistema de reclutamiento para el programa “Cosas de la vida” transmitido por Azteca 13.

La señorita

LAURA BOZZO

Abogada de origen peruano, radicada en México, Laura Bozzo sabe lo que la gente consume en TV y por eso nadie ha podido quitarla de su lugar; el rating manda y no miente.

En México también le ha funcionado a la maravilla la fórmula de invitar a panelistas que cuentan sus historias y testimonios cargados de conflictos sentimentales, familiares.

Laura arma historias que la hacen quedar como una súper investigadora que desenmascara ante las cámaras traiciones, engaños y mentiras.

Laura ha sido acusada en numerosas ocasiones de comprar testimonios y de montar regularmente farsas en su programa.

Es el programa estrella de televisa en cuanto a nivel de audiencia, el más visto con un promedio de 12 puntos de rating diario según datos de “Ratings México”.  Rocío Sánchez Azuara alcanza los 5 puntos de rating promedio.

laura_bozzo_caso_sinaloa_red_0

 

La señora

ROCÍO SÁNCHEZ AZUARA

Rocío Sánchez Azuara, se presenta ante el público como un ejemplo de mujer: trabajadora, buena esposa, profesional, impecable. Juega el papel de consejera moral de la vida privada de los panelistas, a quienes juzga severa y superficialmente.

La presentadora da consejos morales a los hogares mexicanos, sugiriendo qué está bien y qué no.

Cosas de la vida es uno de los programas con más audiencia en la televisión mexicana. De acuerdo con el portal especializado “Raitings México”, es el más visto del canal 13.

Pretende la mayor seriedad en sus casos, sin embargo los temas y los mensajes que emiten son constantemente criticados por ser excesivamente moralistas y retrógradas.

cosas_de_la_vida

 

La doctora

ANA MARÍA POLO

Es doctora porque se supone que tiene un doctorado en economía y Derecho, pero también es actriz y cantante; de hecho, ella misma interpreta el tema musical de entrada de su programa “Caso cerrado”, con una canción que además es de su autoría.

Para nadie es un secreto que su show televisivo es eso: un show, con actores apegados a un personaje.  Sin embargo, a su favor, la producción asegura que todos sus casos están basados es en hechos reales y ayudan a resolver conflictos verdaderos y cotidianos.

ES titular del programa Caso Cerrado que recién sacó al aire una nueva edición llamada Caso Cerrado Edición Estelar, la cual ha tenido mucho éxito a nivel internacional, y comparte otra edición llamada Caso Cerrado Los Ángeles, desde Los Ángeles, California.

caso-cerrado

 

La jueza

Cristina Pereyra

Ejerció como jueza durante 8 años y medio y ahora en Veredicto Final, la jueza Cristina Pereyra escucha a las partes involucradas en los conflictos legales, analiza las evidencias y da un veredicto justo.

Ella comenta que el show es “una estupenda oportunidad para enseñarle a la comunidad hispana cómo trabajan las cortes”, pero algunos lo consideran un insulto al sistema judicial.

Los casos chuscos que se presentan le quietan seriedad al programa. Además es criticado porque  no tiene control de los demandantes y los demandados, así que durante el juicio se produce mucha gritería y falta de respeto a la jueza y la corte, además de que algunos de sus comentarios están muy fuera de lugar para un juez.

cristina-pereyra_590x395

 

Para conocer a detalle la nota, consulta la edición impresa en La Voz de Michoacán.

 

Comparte la nota

Publica un comentario