IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. Las parejas deben estar en constante comunicación para evitar problemas por gastos.

‘Gastalones’ en potencia

24 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

La relación de pareja y el dinero son una combinación de cuidado. Estar con alguien que gasta demasiado, además de problemático, denota que esa persona tiene una complicación mayor en el tema de la administración. De esto nos habla Rosalía de la Vega, profesora e investigadora de la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, quien estudia el desarrollo del pensamiento socioeconómico en niños y adolescentes, es decir, las formas en que los niños desde que son pequeños hasta que llegan a la adolescencia van comprendiendo el mundo de la economía y las relaciones sociales que se encuentran alrededor de ésta.

Además de que el dinero es necesario para solventar necesidades, la especialista explica que es importante porque es uno de los ejes estructuradores de las sociedades occidentales.

Cada uno de nosotros administramos el dinero de acuerdo a como fuimos enseñados en casa “La familia es la principal fuente de información acerca de las formas y estrategias para organizar y distribuir los recursos con los que contamos; y cuando hablo de recursos no sólo me refiero a recursos económicos, sino también a recursos con los que desarrollamos nuestras actividades cotidianas como el tiempo y la energía vital”, explicó la especialista. Por lo tanto, es en el seno familiar donde se toman las herramientas, estrategias, información y actitudes para aprender a administrar

Además, la especialista explica que los límites de gasto o de consumo están relacionados a condiciones psicológicas de cada ser humano por lo tanto no tener límites en puede generar desestructuración y dificultades para tener una vida.

No tener control en las conductas de consumo es un problema que regularmente se genera desde la crianza, sin embargo, dependiendo de la dinámica de pareja, se pueden adoptar nuevas conductas que sean acordes a la nueva situación de vida, es decir, de vivir en pareja, y estas conductas no sólo tienen que ver con las conductas de compra.

¿Tu pareja gasta demasiado?

Si una de las partes de la pareja gasta de más y no establecen un proceso de comunicación que les permita discutir sus prácticas de consumo, y esas prácticas de consumo afectan el patrimonio familiar, se pueden generar dificultades tan severas como la separación de las parejas o problemas legales de índole judicial mayores que desestructuran a las familias, explica la especialista.

Para no comprometerse con alguien que tiene dificultad para administrar o poner límites en cuestión de dinero, Rosalía de la Vega insiste en lo importante que es establecer estos temas antes del matrimonio “se necesitan de estrategias de comunicación asertivas que permitan situaciones de confianza y claridad de los objetivos de vida que persigan cada uno. Sin embargo esto requiere un desarrollo del ser humano complejo, en donde los individuos tengan destrezas de autoconocimiento y capacidad de comprensión de los otros”.

No hay manera de identificar a una persona ‘gastalona’ o consumista, pero podemos observar algunas conductas como compras basadas en la adquisición de bienes fundamentalmente superfluos que da un placer a corto plazo.

La doctora Rosalía de la Vega señala que no hay una solución única para no comprometerse con una persona con estas características, ya que dependerán de una serie de factores que son difíciles de identificar en una situación generalizada como la que se plantea en esta pregunta, más bien es un asunto que se tiene que particularizar a las situaciones de las parejas que estén viviendo una situación de gasto descontrolado, ya que las conductas de consumo siempre estarán ligadas al sujeto psicológico que puede ser tan complejo como la humanidad misma.

Comparte la nota

Publica un comentario