IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Grafico. adolescentes.

Lleva de la mano a tu adolescente

10 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.- “Tengo un hijo adolescente y en ocasiones no se qué hacer con él, no lo entiendo y tiene comportamientos que me sacan de mis casillas, no sé cómo puedo ayudarlo, tengo miedo a que se haga daño y termine mal por no saber orientarlo…S.O.S por favor…”. ¿Cuántas veces hemos escuchado algo así? y en el mejor de los casos, sólo se trata de un adolescente malcriado y caprichoso, pero qué pasa cuando comienzan amostrar conductas destructivas, su entorno da un giro de 180° y los padres suelen tomar medidas extremas que la mayoría de las veces no funcionan; pero estos comportamientos pueden evitarse, nos explican los especialistas.

Existen tres factores muy importantes para prevenir las conductas destructivas en los adolescentes y no tomarlos a la ligera bajo la escusa de “está en la edad…”.

Poner límites, trabajar la autoestima del adolescente y la comunicación con los padres son vitales y es que entendamos como conductas destructivas las acciones o hechos vinculados con la violencia social, política, económica o cultural que presenta un niño o un adolescente, que vamodificando su forma de ser y afecta a su persona y quienes lo rodean, menciona Salvador Montaño, psicólogo educativo y maestro de educación especial.

El especialista menciona que para evitar conductas destructivas en los chicos tiene mucho que ver la manera de educar de los padres, aunque otros factores para que se den son los fracasos escolares y malas relaciones con los compañeros, que son una serie de experiencias que amenudo provocan un estado de ánimo depresivo y fomentan el tener amistades ‘rebeldes’.

No obstante, otros expertos opinan que existen otros factores para que se dé la conducta destructiva, como haber sufrido abuso sexual, la susceptibilidad genética, daño cerebral o experiencias traumáticas.

Pero coinciden que la detección y la intervención a tiempo de los padres paran los comportamientos inadecuados.

Salvador Montaño, dice que lamentablemente hoy en día los temas de mayor interés para los adolescentes tienen que ver con violencia y la connotan como un factor de poder, utilizan la agresión para lograr sus objetivos, esta cotidianidad agresiva se llega a integrar a la familia y se convierta en un modo de ser y el resultado es la desintegración familiar, la falta de interés de los padres para con sus hijos y las conductas de los mismos.

Debemos recordar que los papás forman un papel importante en la formación de los hijos, y éstos van formando su carácter y personalidad.

Es simple detectar si el adolescente está teniendo conductas destructivas, pues comienza a tomar acciones diferentes a las que les enseñaron sus padres.

Las reglas no son respetadas porque el padre o madre están ausentes y cuando estos llegan a casa no molestan al hijo porque están muy ocupados con lo que trajeron del trabajo a casa y ni quieren que los molesten.

Menciona el psicólogo que como padre, el detectar a tiempomalos comportamientos en el hijo, es importante para evitarlos, pues será momento de frenar y recomponer caminos. Todo tiene un límite y los padres lo deben marcar.

Cuando tu hijo te haga preguntas fuera de lugar responde con la verdad, verifica sus reacciones y pregunta lo que piensa, no contestes una pregunta con otra pregunta, tus preguntas vendrán después de obtener sus repuestas. Si tu hijo hace preguntas como, ¿qué se sentirá morir o qué pasaría si me suicido?… aguas, está rebasando los límites de la imaginación.

¡Asesórate! Ten muy presente que la agresividad no se contesta con agresividad, ser tolerante y claro no es algo sencillo, pero tu reacción pude agravar las cosas.

Mejor observa el mundo junto con él, aprende cómo lo ve, (jamás podrás entenderlo porque es su propia perspectiva) pero sí podrás enseñar otra forma de ver la vida, asesórate con un especialista para que puedas emprender acciones favorables.

No dejes solo a tu hijo y haz caso cuando te diga que va hacer algo malo porque quizá lo realice en un 90% , menciona Salvador Montaño.

Serán tus aliados Montaño Rauda explica que los límites no serán aprendidos de la noche a la mañana, por lo que éstos deben ser puestos desde la infancia, si no se hizo eso, como padres de un adolescente deben establecer reglas de conductas y hábitos.

“Recuerda que un joven siempre será tu hijo y por consecuencia es tu obligación ordenar sus acciones de ser necesario, al presentar conductas destructivas en cualquiera de sus ámbitos debes frenar de manera inmediata tales comportamientos, de lo contrario se podrá tener un resultado incluso fatal”.

Ahora bien, jamás se debe confundir la autoridad de los padres para con los hijos, se debe encontrar el punto ideal para su formación.

Es decir: “No puedes ser amigo de tu hijo, permitirle hacer todo y más tarde ser su padre, permitirle hoy todo y el día de mañana prohibirle lo mismo. Al adolescente se le debe estimular con el ejemplo, haciendo que reconozca los valores de las acciones y las cosas.

Con esto no digo que siempre debes “chulear” a tu hijo y elevarlo a un nivel de autoestima superior incluso a su propio ego, sublevarlo a un estado de supremacía.

Lo mejor es adecuarlo a la realidad es suficiente, las buenas palabras, la convivencia, las buenas costumbres y educación darán un margen de ejemplo al joven”. Tener a tu hijo apapachado y muy cercano a ti evitará malas costumbres, malos pensamientos y malas conductas. Podrán equivocarse porque forma parte del ser humano y en un adolescente es más válido, está aprendiendo.

Comparte la nota

Publica un comentario