IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Olivia Tirado. En Zitácuaro se ubica la planta que genera energía a base de nopal.

Planta de biogás, ejemplo que ya siguen

17 de junio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Zitácuaro, Mich.- Zitácuaro es ejemplo a nivel mundial en producir biogás con base en el nopal, pues en esta tierra se gestó la primera planta piloto; sin embargo, su impulsor –Rogelio Sosa- sigue en busca de más alternativas en energías renovables para generar energía fotovoltaica, eólica, calorífica y solar.

“La meta es tener una planta piloto que produzca todas las energías renovables que se tienen en el mundo; queremos que Zitácuaro sea el Santo Grial en esta materia”, dijo Rogelio Sosa. Desde 2007, para emprender este proyecto, Rogelio Sosa contó con la cooperación técnica del Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI); además del investigador del Instituto Politécnico Nacional, Miguel Ángel Aké Madera.

Por lo que, el nopal en Zitácuaro se ha convertido en una alternativa para generar energía limpia y sustentable. Gracias al esfuerzo de Rogelio Sosa, ahora Zitácuaro tiene la planta piloto –única en el mundo que produce biogás y energía a partir de la biomasa del nopal, energía que promete ser 40 por ciento más barata que la que oferta la CFE y 60 por ciento más barata en combustible.

Este biogás alimenta a la empresa ‘El Manjar del Campo’, propiedad del propio Rogelio Sosa; ahora el objetivo es instalar una planta comercial que suministre biogás a vehículos, en sustitución de la gasolina. “El proyecto es tan integral que tiene varios aspectos positivos. Desde el punto de vista económico se crean empleos, y también desde los puntos de vista social y ambiental, ya que elimina los gases de efecto invernadero, cambia el entorno, creando polos de desarrollo. “Pero lo más importante es la defensa del medio ambiente, porque se dejarían de usar combustibles fósiles que producen cada día bióxido de carbono y gases de efecto invernadero, que están ahogando las grandes ciudades del país.

La mayoría de esta contaminación es producida por los vehículos automotores, por lo que lo que ofrecemos al país, es un instrumento para resolver este problema. Podemos sustituir de manera directa y efectiva y de menor costo, el uso de la gasolina por el biogás que se genera con el nopal”, explicó Miguel Ángel Aké. La intención también es que la planta pueda generar -independientemente del biogás-, diferentes energías limpias.

El plan es producir energía calorífica, energía solar fotovoltaica y energía eólica produciendo energía eléctrica. Será una planta piloto, muestra de todas las energías renovables que se pueden producir en el mundo, colocando así a Michoacán y a México a la vanguardia de las energías renovables. Atrae a extranjeros La planta de biogás ha tenido tanto éxito, que ha hecho que vengan a visualizarla alemanes, españoles (de La Isla del Hierro), franceses y últimamente los daneses que llegaron con representantes de la Secretaría de Energía en México. “He luchado tanto para que sea de los mexicanos y para los mexicanos, por lo que la patente está en Zitácuaro y aquí se quedará”. “Los demás que han venido han sido científicos con buenas intenciones, con buenos comentarios; han dicho que es una excelente planta piloto, y se extrañan que no se haya replicado en el país; incluso otros dicen que como es posible que en México exista esto y no se haya detonado, por lo que entienden muy bien lo que tenemos”, explicó.

Replicarán planta

Cabe destacar que en el Instituto Tecnológico de Puruándiro se replicará la planta. En este proyecto quieren involucrar a la ONUDI y al Instituto de Investigaciones Eléctricas. “Se busca el esquema adecuado para replicarla, ya que en el Instituto Tecnológico tienen las condiciones que se necesitan para hacerla, cuentan con el terreno vasto, suficiente, pertenecen a una dirección general de gran alcance en México, en el Sistema Nacional Tecnológico; y qué mejor que formar técnicos especializados en biogás y energías alternativas en instituciones educativas tecnológicas de los niveles medio y superior, que sirvan al país”, dijo Miguel Aké.

Para Rogelio Sosa y Miguel Aké, no hay ningún inconveniente en trasferir la tecnología para el bienestar de un Instituto Tecnológico y el bienestar de la comunidad indígena de esa zona; pues en muchas ocasiones son ellos los que donan los terrenos para que se edifiquen estos planteles y qué mejor que las mismas instituciones les devuelvan, a los miembros de estas comunidades, el beneficio mismo que se traducirá en empleo, en protección al medio ambiente, en el desarrollo económico de la comunidad El diseño, construcción y puesta en marcha de una planta como la deZitácuaro, dura de 12 a 18meses; pero la que se pretende replicar en Puruándiro, podría ser unaplanta 5 veces mayor que la que tiene Rogelio Sosa.

Se le invertirán aproximadamente unos 40 millones de pesos, que no es nada para los beneficios que se van a obtener. “Nosotros estaremos guiándolos y llevándolos de la mano, hasta que la planta opere normalmente y genere biogás. Lo que se gana y se busca, es que esta tecnología sea empleada para el bienestar de la sociedadmexicana y que los estudiantes e instituciones de corte tecnológico la repliquen”, dijeron.

Planta en Aguascalientes

Hace meses, personal de la Universidad Tecnológica del Norte de Aguascalientes, encabezados por su rectora, vinieron a esta planta, se les abrieron las puertas, se les mostró todo el proceso, se les dio la asesoría técnica para la transferencia de tecnología. Ahora, ellos han estado trabajando una planta que aún no han puesto en marcha. “El hecho de tener una planta no sólo es tener los biodigestores, sino toda la ciencia y tecnología aplicada, que ha dado el Instituto de Investigaciones Eléctricas para que esto funcione.

Tener una planta no es nada más un tambo con estiércol de res y nopal, tiene muchas otras cosas que hay que tomar en cuenta; por lo que, si la planta de la Universidad está atorada y quieren desatorarla, nosotros podemos intervenir, lo haremos con mucho gusto pues no estamos peleados con nadie y lo que queremos es que esto beneficie a México”, manifestó Rogelio Sosa.

La planta en la Universidad se replicó idénticamente a la de Zitácuaro; además de que la bacteria se la llevaron de aquí. “Han insistido en buscar nuestra ayuda pero no por la vía transparente; sino por terceras personas. Ellos saben que nosotros tenemos la solución. “Yo soy el pionero y con la experienciaque tenemos, debemos estar donde se replique una planta de biogás, pues a la de Zitácuaro se le hicieron aproximadamente unas 70 modificaciones que parecen insignificantes, pero con ello sabemos cuáles son los problemas y las soluciones. Tenemos una planta que no ha dejado de trabajar desde que se inició (hace 5 años), no ha sido fácil, pero para lograrlo hemos caminado con la asesoría científica del Instituto de Investigaciones Eléctricas, pues se le tiene que ir ajustando lo que pida; por lo que el instituto toma la lectura de cómo se resuelven los problemas y cómo aumentar su capacidad de producción”.

Producción diaria

El gas que produce la planta, actualmente se utiliza sólo en la producción de totopos tostadas, y la nixtamalización para la empresa ‘El Manjar del Campo’. Con un compresor, que les hace falta, se utilizarían el 30 por ciento del biogas y sobraría el 70 por ciento; el cual se pudiera vender a los guayaberos que van diariamente a México. Ellos tendrían dos ventajas: ahorrarían el 30 por ciento del combustible que se gastan y sus motores durarían un 30 o 40 por ciento más y no contaminarían. Por todas estas bondades, la planta de Zitácuaro será la granja modelo del país y del mundo porque aquí se aplicarán todas las energías renovables como la eólica, solar, fotovoltaica y la biomasa.

Comparte la nota

Publica un comentario