IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Olivia Tirado. El gobierno le dio 2.7 millones, pero del terreno fueron 2 millones de pesos.

Empaques, inversión millonaria estancada

13 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Existe inversión millonaria estancada en las empacadoras edificadas en municipios de la región Oriente; esto, a pesar de que hay una carencia latente de infraestructura para ser utilizada y certificada y realizar así la exportación.  Para poder impulsar estas empacadoras en el Oriente Michoacano, se necesita un aproximado de 100 millones de pesos, para que estén en condiciones competitivas al Sistema Producto Guayaba, a nivel nacional y así poder exportar. Si no son aprovechadas, piden guayaberos que se formen sociedades que si las impulsen, para que se reactive la exportación.

Algunas empacadoras de Benito Juárez, Zitácuaro y Jungapeo  lucen abandonadas. Los recursos que gestionaron y recibieron de SAGARPA y SEDRU fueron para construir empaques de guayaba para exportar el fruto a los Estados Unidos. Lamentablemente sólo la empresa Guayasol fue la única que registró actividad desde  abril de 2009; aunque, desde hace 3 semanas tiene detenido sus envíos, comentó Héctor Espinoza Montiel, productor guayabero de Benito Juárez.

“Con gran ilusión los productores esperaban dar este paso y alcanzar el sueño tan anhelado, que era exportar a los Estados Unidos. Sin embargo, casi no ha servido dicha acción, puesto que sí se han certificado los huertos sólo que a la hora de cosechar y vender, no existe quien compre guayaba, o quien la  comercialice a Norteamérica”. Dicen los  productores que caen en el desánimo después de  realizar una inversión adicional para certificar sus  huertas, y quedarse con las ganas de enviar su producto.

“De nada sirvió combatir tantos años la mosca de la fruta, millones invertidos en esta campaña sin resultados palpables para los productores; y de nada nos ha servido el hecho de que sea Michoacán el principal estado productor de guayaba en México. Los empaques que se esperaba funcionaran para este fin, hoy lucen abandonados. Algunos ya fueron desmantelados o ya no existen; otros han sido convertidos en salones de fiestas, o transformados en locales comerciales. Unos más siguen esperando más recursos oficiales para poder ser terminados para funcionar”, recalcó  Héctor Espinoza.

Por su parte, Abraham Martínez Ulloa, también productor guayabero dijo que  no exportan porque no hay organización. Aseguró que mucha gente entra a programas pensando vender, pero que el productor ya no quiere certificarse porque ha sido defraudado varias veces; sin embargo, para vender necesita certificarse sobre huertos temporalmente libres de la mosca e inocuidad. “Están en programa de certificación, a nivel estatal casi 1,400 productores,  pero de ellos, 1,313 son del área centro y menos de 100 de la región oriente, lo cual es muy lamentable”.

Empacadoras, elefantes blancos.

Las empacadoras que están como elefantes blancos son diversas y se ubican en Benito Juárez, Zitácuaro y Jungapeo. El caso más sonado es el de la empresa PROGOMICH, edificada en Benito Juárez, que después de recibir importantes apoyos para una majestuosa  obra, hoy luce en el completo abandono. Es una importante obra civil degradándose y la maquinaria especializada que posee, cada día que pasa va perdiendo su valor, explicó Abraham Martínez Ulloa, productor guayabero.

Progomich recibió dinero a manos llenas (de 15 a 17 millones hace más de 10 años) pero ahora tienen un adeudo de 18 millones de pesos con el Banco del Bajío, por esa razón no se abre. Actualmente han de ser 7 o 10 los socios los que existen, pero iniciaron más de  700 productores, que fincaron su esperanza en esta organización. Lo más lamentable es que la empresa después de 15 años de iniciada, no ha podido emprender su actividad principal, que es la comercialización.

A la empacadora ‘Guayabas de Michoacán’, ubicado en Santa Anna, comunidad perteneciente a Benito Juárez, el gobierno le dio 2.7 millones, pero del terreno fueron 2 millones de pesos. Esta construcción tiene un avance del 50 por ciento, aunque hay productores que afirman que es del 30 por ciento; lo cierto es que luce abandonada. Productores de la región expresan su molestia, pues aseguran que les fueron vendidas acciones en 1000 dólares. Actualmente no hay empaque, ni negocio y ni la inversión han recuperado.

Comparte la nota

Publica un comentario