IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Mundo animal. Los ataques de los animales seguirán mientras no haya respeto a criterios de conservación de esteros, señalan.

Invaden hábitat de cocodrilos

24 de julio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Fotos: Carlos Casillas

Lázaro Cárdenas, Mich.- En las condiciones actuales, a la laguna costera “El Caimán”, no le restan más de unos 15 años para desaparecer y junto con ella, todo un sistema estuarino, como han desaparecidos otros que no soportaron la presión industrializadora de este puerto; en éste, el problema principal es la presión de la mancha urbana sobre esa laguna costera.

Se trata de una laguna paralela a la costa, entre Playa Azul y Playa Jardín, que cuenta con unos mil 125 hectáreas, con aproximadamente 12 kilómetros de largo por un kilómetro de ancho, con dos puntos de comunicación con el mar, a través de las barras de Pichi y Santa Ana. Dentro de la diversidad de flora, destacan el mangle botoncillo, el rojo, blanco y salado, además de ser refugio de decenas de variedades de aves, anfibios, reptiles como la tortuga y el cocodrilo y una alta concentración de peces y crustáceos como camarón y algunas especies de moluscos.

Para el especialista José Luis Valdovinos Jacobo, presidente del Centro de Estudios Ambientales Las Truchas, pese a que existen dos documentos que regulan el crecimiento urbano sobre esta zona considerada Área Natural Protegida, ninguno es aplicado a cabalidad. El Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la zona costera entre Playa Azul y Playa Jardín, implementado a raíz de la creación del Proyectodel FrenteUrbanoTurístico, considera qué uso se debe dar al suelo de la zona, la densidad de las construcción y los tipos de éstas y dónde si y no se puede construir.

Por los tipos de obras que se están realizando en el lugar, advierte, es evidente que no hay conocimiento ni control sobre lo que se hace. A partir del 2011, agrega, se encuentra vigente el plan de manejo de la laguna costera El Caimán, que considera el aprovechamiento de los recursos de esa zona protegida como sitio Ramsar, pero tampoco ninguno se aplica en su totalidad.

El especialista considera que la expansión de construcciones en este sitio y la falta de aplicación del plan de manejo, en parte son responsables de los ataques a personas por contactos directos, y es que, mientras no se apliquen los criterios de conservación de ese sitio, la gente siempre estará cerca de los animales.

Los riesgos que hay sobre este espacio natural, son muchos advierte. A la carrera que se ha establecido por crear ahí espacios públicos, principalmente restaurantes y algunosde servicios como hoteles e incluso residencias privadas, hay que considerar el constante aterramientos de espacios, deforestación de mangles y otras especies de árboles, así como la contaminación del espacio por aguas negras que se viertes desde las poblaciones de Buenos Aires y La Mira, y basura, hacen un coctel nada benéfico para este sitio protegido en el papel, pero olvidado en la práctica.

Para ver el especial completo, consulte la edición impresa de hoy.

Comparte la nota

Publica un comentario