IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Elizabeth Murillón. La matanza se hace artesanalmente por falta de equipo.

Rastros no cuentan con infraestructura adecuada

20 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Con información de  Elizabeth Murillón/ Carlos Casillas/ Olivia Tirado/ Roberto Arellano/ Erika Aguilar /Corresponsales de La Voz de Michoacán

Uruapan

Abandono y descuido considerable  principalmente de sus instalaciones arrastra el Rastro Municipal de Uruapan, lo que ha originado que este espacio haya dejado de ser autosustentable y que muchos introductores ganaderos opten por trasladar a  su ganado al rastro más cercano de la región ubicado en el municipio de  San Juan Nuevo donde utilizan tanto el servicio  de corrales como de sacrificios.

El descuido de las instalaciones aunado con que existe un número importante de sacrificio clandestino de  ganado y a la venta de productos cárnicos  de las grandes cadenas  comerciales ha resultado en que la demanda en el rastro municipal cada vez sea menor.

Lázaro Cárdenas

Obsoleto, antihigiénico y contaminante, son las primeras impresiones del Rastro Municipal, un inmueble que opera desde hace al menos 40 años en la tenencia de Guacamayas.

Durante este tiempo el deterioro se ha hecho evidente, no sólo en la infraestructura y equipamiento, sino en las prácticas que se realizan  y que han hecho de este sitio un lugar que invita al “vegeterianismo”. Las operaciones del matadero, superan apenas las prácticas “artesanales” de este oficio.

Zitácuaro

Zitácuaro tiene un rastro que está en condiciones deplorables ya que sólo se cumple con las normas en materia sanitaria en un 30 o 35 por ciento. Por las condiciones del rastro, en los últimos tres años ha bajado la demanda de sacrificio de animales, en un 50 por ciento.

“No cuenta con la infraestructura adecuada para tener un servicio de calidad y estamos rebasados en el cumplimiento legal en esta materia: Para rehabilitarlo es necesario invertirle entre 2.5 y 3 millones de pesos”, dijo Efraín Isaac Rangel García, titular de Servicios Públicos Municipales.

En condiciones insalubres en Zamora

En Zamora, para mejorar  la calidad en el servicio, la salud de consumidores de productos cárnicos de res, cerdo y evitar la contaminación a los cuerpos de agua, es que  autoridades  de los muncipios de Jacona, Zamora,  Santiago Tangamandapio, Chavinda e Ixtlán, proyectan  la creación de un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) para la región del Valle de Zamora.

Y es que, la mayoría de los municipios inmersos en este proyecto, carecen de un centro de matanza animal para consumo cárnico   que distan de los estándares necesarios de calidad,  algunos de estos incluso,  son un foco de contaminación y riesgo de enfermedades, como es el caso del rastro de Jacona,  el que con sus descargas de aguas residuales no tratadas contamina un manantial de agua que suministra el vital líquido a varias colonias de  Jacona.

La Piedad

Más de 50 cerdos diarios y entre 35 y 40 reses diarias son las que se matan normalmente, en un día cotidiano dentro de las instalaciones del Rastro Municipal de La Piedad, informó su administrador David Hernández.

La matanza de un cerdo tiene un precio de 82 pesos mientras que la matanza de un a res cuesta 209 pesos, esto como parte de la lista de precios que se tiene establecida tanto para carniceros como para cualquier persona que lleve sus animales a matar.

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 20 de noviembre de 2015.

Comparte la nota

Publica un comentario