IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: AP. La migración es un fenómeno que forma parte de la cultura en México.

Sin medir riesgos salen para buscar su sueño americano

30 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Zamora, Mich.- Muchas son las historias en torno a los migrantes michoacanos y mexicanos, los que  viajan con rumbo a los Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades de vida; un mejor empleo, buena ropa, comida en casa para sus hijos, hermanos, pareja o padres,  así como una vivienda propia y el ‘bienestar de su familia’ son parte de lo que buscan  los paisanos,  ya sean hombres y mujeres, los que  dejan    sus lugares de origen  sin prever los efectos colaterales en ellos, sus familiares y comunidad por  su migrar.

Investigadores  de diferentes instituciones se tornan cada vez más interesados en  las causas, efectos y consecuencias de la migración, los participantes, los factores que  llevan a una persona a decidir migrar y el impacto  en las naciones relacionadas en la migración, origen y destino. Aunque se tienen avances en investigación aún falta mucho por hacer, concretamente en acciones reales que frenen  el  migrar  de mujeres, hombres, niños y ancianos al extranjero

José sin familia….

José López o Pepe, es uno de los muchos casos  de migrantes que se van  en busca del Sueño Americano,   todo sacrificio fue para él poco, su finalidad   fue siempre el bienestar para su esposa, sus padres y hermanos, a quienes prometió  enviar dinero para ayudarles.

Con menos de tres meses de matrimonio, Pepe  decidió ir a los Estados Unidos con su amigo Manuel,  otro joven que viajo con la ilusión de  tener el dinero suficiente para poner un negocio y  comprar todo lo que su madre siempre quiso. Aunque no tenían documentos para cruzar en forma legal,   los familiares de Pepe les apoyaron para contactar a un Coyote que los  ayudo a pasar por la línea con documentos falsos.

“No fue fácil,   me daba terror pensar que nos descubrieran y que termináramos en la cárcel,   el amor a  mi familia me dio fuerzas y suerte, a la primera pasamos, eso fue fácil, lo difícil fue cuando empezamos a trabajar. No hablábamos inglés,   la gente   era despectiva, incluso los mismos mexicanos”, dijo Pepe.

Tras empezar él envió de dinero y lograr un ahorro considerado Pepe   pidió a su esposa que hiciera los trámites  para  una visa, y que se fuera con él,   lo que Marcela logró sin problema,   así que a un año de su  migrar Pepe  se reunió de nueva cuenta con su esposa, la que no tardó mucho tiempo en quedar embarazada.

Comparte la nota

Publica un comentario