IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

La Voz de la Fe

19 de junio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Pbro. Daniel García Ibarra

Presbiterio del Sur

 

“Por tanto hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda  viva, santa y agradable a Dios. Este es el verdadero culto que  deben ofrecer” (Romanos 12:1)

La carta del Apóstol Pablo a los romanos está dirigida a una comunidad de creyentes compuesta de cristianos en su mayoría de origen pagano, y unos pocos de origen judío. Toda la carta es un resumen del evangelio, las  doctrinas y temas centrales de la fe. En el capítulo 12 les  dice lo que les falta por hacer, una vez que ya conocen lo más central; les llama a que adoren a Dios con todo su ser.

“Que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva…” No sólo con el alma sino con todo el cuerpo. En el credo griego pagano, de donde muchos de ellos procedían, se les instruía que deberían adorar a sus dioses con el alma, porque el cuerpo era sólo prisión del alma. Pero ahora, el credo del evangelio enseña que se adora a Dios con todo lo que es el ser, cuerpo y alma, porque el cuerpo es templo del Espíritu Santo.

Al dirigirse a los creyentes de origen judío, les recuerda que en el Antiguo Testamento se ofrecían sacrificios de animales y otras especies, como harina y aceite en la adoración a Dios; pero el evangelio, que es nueva vida, llama a adorarle con propio ser, alma y  cuerpo. “Este es el verdadero culto que agrada a Dios”.

“El Profeta Amós en todo su mensaje denuncia el mal proceder del pueblo, que dice adorar a Dios, pero comete toda clase de injusticias; por eso les dice: “Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo”. El afirma como el Apóstol, que se debe adorar a Dios tanto con el alma como con toda acción del cuerpo.

El teólogo William Barclay, comentando esta parte de las Sagradas Escrituras, afirma así: “Es correcto decir voy al templo a adorar a Dios, pero también es correcto decir voy a adorar a Dios cuando voy a la escuela, a trabajar, a  divertirme”. Cuando la vida tiene como centro a Jesucristo se adora a Dios con toda la vida en todas partes.

Comparte la nota

Publica un comentario