IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

No más chantajes, prebendas y privilegios

18 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Chantaje: Amenaza de pública difamación, presión, amenaza de infringir cualquier otro daño para obtener un provecho de alguien u obligarlo a actuar de una determinada manera; Prebenda: Ventaja o beneficio que recibe arbitrariamente una persona o grupo, trabajo o cargo lucrativo y poco trabajoso; Privilegio: Exención de una carga, un gravamen, una obligación o una norma que una persona con autoridad concede a otra de forma excepcional. El Gobernador en Michoacán, ha tenido la valentía, de entrada, al llamar por su nombre las actividades que fuera de la Ley hicieron servidores públicos y exgobernadores en el discurso de toma de posesión, y  esta semana a las acciones realizadas por profesores, normalistas y grupos de presión. En columnas anteriores habíamos comentado, que el gobernador al iniciar su mandato, recibiría presiones, marchas, plantones de los sempiternos grupos que han medrado durante décadas de este “Negocio” golpear para cobrar.  Hoy, no más, dijo Aureoles Conejo. ¿Que corresponde hacer a la ciudadanía en su conjunto?  Respaldar al Sr. Gobernador, no dejarlo solo, somos muchos más,  los michoacanos de bien y de trabajo, no podemos seguir secuestrados por estos grupos, que por tantos años han perjudicado y casi destrozado al estado. No podemos seguir indiferentes en lo que sucede en las escuelas de nuestros hijos, debemos de participar y organizar actividades conjuntamente con los auténticos profesores, que sientan el acompañamiento. Son muchos más los profesores con vocación y ganas de trabajar en bien de la niñez y juventud, arropémoslos; Los padres hemos sido también, al igual que el gobierno culpables de que la educación este en tan bajo nivel; Como Padres dejamos a la Madre que sea ella la que acuda a las juntas en las escuelas, y muchas por sus trabajos u obligaciones de amas de casa les es imposible asistir o informarse de lo que sucede en las escuelas de su hijos. No sabemos el gran daño que les hacemos a nuestros hijos ante tal indiferencia. Somos en su inmensa mayoría muy inconscientes. Los normalistas,  mayoritariamente estan desatendidos de sus padres, estos no saben lo que hacen sus hijos, por vivir fuera del estado, mucho menos conocen   que clase de educación y programas están llevando en estas normales; que tuvieron su razón de ser en décadas pasadas, donde por cierto, con la moda de los años 60s del marxismo-leninismo, se generó una corriente a la mexicana, sobre la “Lucha de Clases”, impartiéndose en estas instituciones como plan de estudios, por encima de las materias de educación científica y pedagógica, donde  el ente humano en libertad absoluta, pudiera discernir sobre el futuro de su persona y no con ideologías utópica e intolerantes, que desafortunadamente hasta la fecha son materia de adoctrinamiento ideológico-doctrinal, adoctrinamiento que es derecho solo de los padres de familia y no de instituciones o del Estado. Hoy  y siempre la preparación y  educación en las ciencias exactas y sociales, hará seres humanos  libres, para no ser sojuzgados por nada ni nadie.  En Michoacán  como en el resto del país, pero más, en los estados del sur, ricos por su naturaleza y geografía, se coludieron, los privilegios de los gobernantes y pudientes económicos con los grupos sociales marginados, que fueron utilizados por los primeros para crear una cultura social, de prebendas y chantajes, artificialmente creados para que las castas gobernantes, al mantener dividido al pueblo, se perpetuaran en el poder, bajo el argumento de que solo ellos tenían el control de las “masas”, que a base de golpe y premio manejan a su conveniencia estos grupos social y económicamente  a propósito marginados. Hoy necesitamos y exigimos una política pública sin privilegios, sin prebendas, sin canonjías, los gobernantes son SERVIDORES PUBLICOS, son IGUALES a cualesquier ciudadano, ni más ni menos, con el único agravante, de servir con honradez y equidad. Hagamos causa común con el nuevo gobierno y démosle el beneficio de la duda y un tiempo perentorio para que dé resultados. ¡NO SEAMOS INDIFERENTES¡

Comparte la nota

Publica un comentario