IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Colección Omar Guajardo. Aspecto de la estación del tren de Morelia, en 1908. En el lugar se recibía a turistas que venían de paseo a la “ciudad de las canteras rosas”.

Antigua estación del tren

15 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El ferrocarril llegó a Morelia un 12 de septiembre de 1883, a las 12 del día, la locomotora arribó a la antigua Estación del Tren, de la cual solamente queda el recuerdo, misma que se ubicaba en la intersecciónde la calle Guadalupe Victoria y Héroes de Nocupétaro, según relata José FabiánRuiz en su obra “Morelia y sus antiguos paseos”.

Lapresencia de la locomotora en Morelia trajo consigo la necesidad de edificar una estación, cuyas características eran similares en toda la nación, “su alargada construcción canteril y calicanto muy generalizada en el país, conteniendo dos amplios cuartos con bancas como salas de espera de primera y segunda clase, dividas por la oficina del jefe de estación y el despacho de boletaje, también había dos o tres bodegas para almacenamiento de objetos, semillas e insumos”, narra Fabián Ruiz.

Dichas particularidades eran típicas de todas las estaciones de tren, durante el último tercio del siglo XIX y todo el siglo XX. En entrevista, el autor del libro agregó que, “las estaciones en toda la República Mexicana eran de mampostería, fue un modelo que se siguió, yo conocí las estaciones de trendeMonterrey y deGuanajuato y eran idénticas a la de Morelia”.

Poco a poco, la Estación del Tren comenzó a recibir un mayor número de visitantes y curiosos que llegaban aMorelia para admirar su belleza arquitectónica. Aquel caballo metálico transitaba en la periferia del Norte de Morelia, con pasajeros provenientes de la Ciudad de México, quienes podían apreciar paisajes impresionantes de la Morelia que ya ha desaparecido, al igual que los trenes de pasajeros, los cuales dejaron de existir en la entidad, ya que en la actualidad las vías que en aquellos años transportaban pasajeros, ahora acarrean metal proveniente del puerto de Lázaro Cárdenas.

Tren acabó con diligencias

Fabián Ruiz indica que el tren puso fin a aquellas diligencias de cuadrigas, calandrias y carricoches, medios de transporte de la era porfiariana, los cuales fueron decayendo en su uso luego de la introducción del Ferrocarril Nacional Mexicano.

“Los carricohes trotadores sólo funcionaban de día por el descanso obligado de pasajeros y acémilas (mulas), en cambio el tren funcionaba ya fuere de día o de noche con rápidas y humeantesmáquinas iluminadas, con ese potente faro que rompía con la monotonía del paisaje”, rememora.

Comparte la nota

Publica un comentario