IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: La Voz de Michoacán. Unir a principales ciudades y capital estatal, propósito que tuvo vigencia en siglo XIX, recuerdan.

Estación del ferrocarril, auge del siglo XIX

24 de julio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Oscar Guerrero/ La Voz de Michoacán.

Morelia, Michoacán.- Para aprovechar el auge que en el Siglo XIX tuvo la llegada del ferrocarril al país, al ser considerado como uno de los proyectos que significarían el impulso del desarrollo económico, la capital michoacana decidió sumarse al mejoramiento de las vías de comunicación con este invento tecnológico, con el propósito de conectar a los principales centros productores y urbanos.

Aunque la idea de unir a Morelia con otras ciudades de la República sucedió desde 1869, fue en 1880 cuando empresarios de aquella época solicitaron al gobierno federal que se firmara la concesión para construir una red ferroviaria que conectara a Pátzcuaro con la ciudad de Salamanca en el estado de Guanajuato, llegando a signar el convenio con la compañía Constructora Nacional Mexicana. 1869.

Surge la idea montar un parque de maniobras en la zona limítrofe de la ciudad para potenciar el esquema comercial del municipio; éste comenzó a conectar con municipios como Pátzcuaro, Salamanca y Guanajuato. Sergio Tirado Castro señala en su libro Casas y Familias de Morelia, menciona que entre los principales promotores de este proyecto se encontró a los señores Otho Welda, Gabriel Mancera, Bruno Patiño y Francisco de S. Menocal. Finalmente el arribo del primer ferrocarril a la capital michoacana ocurrió un 12 de septiembre de 1883, tres años después se enlazó con Pátzcuaro y con Uruapan en 1899. En Morelia, la estación se localizó en donde hoy se ubica la avenida Héroes de Nocupétaro, en su cruce con la calle Guadalupe Victoria.

La construcción de la estación del ferrocarril la describen como sencilla y muy similar a la que se construyó en la ciudad de Pátzcuaro. Relatan que a ella arribaba todo tipo de pasajeros, desde visitantes, artistas, hacendados e industriales. Además, se encontraba comunicada por un ramal del tranvía que venía por la calle Guadalupe Victoria y que llegaba hasta su base en la Plazuela de las Artes, donde hoy se ubica el Jardín Azteca.

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 24 de julio de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario