IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto Archivo. La fuente es la esencia del Jardín Villalongín y tiene muchos méritos para la ciudad.

Fuente de Villalongín

17 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Paola Franco/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.- La fuente más grande que aún se conserva en el Centro Histórico de Morelia, es la que se localiza en el Jardín Villalongín. Su diseño es obra del arquitecto español Manuel Tolsá, a quien se le deben los trabajos de intervención realizados en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México en su etapa de culminación, así como de otros edificios del país como el Hospicio Cabañas en Guadalajara, Jalisco.

Sin embargo, esta fuente de estilo neoclásico no siempre estuvo ubicada en el mismo lugar, ya que originalmente este depósito de agua fue concebido de gran tamaño para estar ubicado al centro de la Plaza de Armas, considerada entonces como el principal espacio abierto de la ciudad.

Para el historiador michoacano Ricardo Aguilera Soria, la fuente es la esencia del Jardín Villalongín y tiene muchos méritos para la ciudad, pues es el elemento patrimonial más grande en su tipo que se conserva en el primer cuadro de la ciudad y que continúa vigente hasta hoy en día, además de haber sido diseñado por uno de los arquitectos más reconocidos que habitaron en la Nueva España a finales del Siglo XVIII.

Para el año de 1732 en la Plaza de Armas ya existía una fuente de menor dimensión pero cargada hacia el Teatro Matamoros, pero argumentando cuestiones de sanidad e higiene se dispuso que tenía que ser trasladada hacia el centro de la misma, hecho que ocurrió hasta finales del Siglo XVIII cuando se contrató a Manuel Tolsá para que realizara tales labores.

Lea la información completa en la edición impresa…

Comparte la nota

Publica un comentario