IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Cortesía de Manuel Rodríguez. La tienda de ropa “La Quemazón” es un referente en Morelia en los años ochentas. Un incendio consumió las bases de este negocio histórico.

Histórica, ‘La Quemazón’

9 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

La memoria colectiva del primer cuadro de la ciudad resguarda tres incendios que marcaron hito en la ciudad, los cuales llamaron la atención de más de algún curioso; y morelianos de la tercera edad recordarán con ahínco tales funestos acontecimientos: el incendio de la tienda de ropa “La Quemazón” en 1985, la ignición de una hacienda de aserrín en 1947 y la quema de una maderería en la década de los sesentas, señaló el ingeniero Manuel Rodríguez Morales, quien fungiera como titular de la Secretaría de Obras Públicas del Ayuntamiento de Morelia durante el periodo de 1960 a 1971.

La Tienda de Ropa “La Quemazón” brindó atención a sus clientes hasta la década de los 80 del siglo XX, cuando el infortunio la abrazó en una mar de llamas, la tienda en cuestión estaba ubicada en la esquina de la calle Valladolid y Vasco de Quiroga, según lo referido por el exfuncionario municipal, en la actualidad ahí hay un comercio de mercería.

El nombre de la tienda “La Quemazón” se derivó de que antes de ser una tienda de ropa, ahí se vendía calzado y en una ocasión hicieron una barata de precios, “en esa venta les fue muy bien, dijeron que iban a quemar los precios, posteriormente le pusieron La Quemazón, como ocho años después se quemó de verdad la tienda”, narró.

El origen del incendio fue un corto circuito y al tener mercancías en su interior, aquello provocó un siniestro, en el cual los bomberos voluntarios destinaron un par de horas en controlar. La sociedad moreliana siempre ha sido curiosa, Manuel Rodríguez rememoró que había niños en la primera fila del incendio viendo cómo los bomberos trataban de apaciguar las llamas, “los bomberos gritaban, ¡va a explotar un tanque de gas!, y entonces, todos los espectadores corrían de un lado a otro, eso se convirtió en una pachanga”, relató.

En esa línea de acontecimientos fogosos que se han incrustado en la memoria de los morelianos, el ingeniero Rodríguez Morales recordó el incendio en la Maderería “El Carmen”, ubicada en la antigua Estación del Ferrocarril en la avenida Nocupétaro, dicho establecimiento ardió una madrugada del verano de 1963. “A pesar de la hora, había mucha gente observando el incendio, era muy espectacular, fue una quema muy voraz ya que ahí se almacenaba madera y aserrín, era la maderería más grande de la ciudad, pero también se quemó”.

El exfuncionario mencionó que él (de cierta forma) había vaticinado ese incendio, ya que al circular por la zona notaba mucho descuido por parte de los empleados de la empresa, “antes de que se quemara la Maderería El Carmen pasé varias veces y notaba que algunos empleados eran descuidados, pero no había forma de decirles a los dueños, llegué a pensar varias veces que se iba a incendiar”.

Y así fue, algunos años después de que el ingeniero Manuel Rodríguez pensara eso, el incendio sucedió, “en el barrio alguien vio las nubes de humo e inmediatamente pensé en eso (el incendio), al ser servidor sentía obligación de ir, efectivamente era el incendio, estaban ahí los bomberos y ahí les ayudamos a controlar a la gente”.

Otro incendio que recordó es uno fechado en 1947, en un predio ubicado a un costado del Templo de Capuchinas, en las instalaciones donde actualmente atiende el Registro Civil del Estado.

Comparte la nota

Publica un comentario