IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Morelia Antigua. En la esquina de Morelos con la Avenida Madero se encontraba el inmueble que fuera hotel y hospital.

Hotel que dio salud a los enfermos

4 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Uno de los primeros hospitales que tuvo Valladolid (hoy Morelia) se ubicó en el edificio situado en la intersección de la avenida Madero Oriente con la avenida Morelos, recibió el nombre de Hospital de San Juan de Dios y estuvo en funciones por 164 años, luego el inmueble lo adquirió un particular y se construyó el Hotel Oseguera que estuvo en funciones desde 1886 hasta 1979.

Según información detallada en el artículo “La Historia de un Edificio. Desde su Uso Primitivo como Hospital, hasta su Transformación a Hotel Oseguera” bajo la autoría de Jaime Alberto Vargas Chávez, el inmueble del Hospital San Juan de Dios era propiedad del obispo Juan Ortega y Montañés, quien gobernó la diócesis de Michoacán hasta 1701.

El inmueble  consistía en una casa principal, dos accesorias y un solar, los predios le costaron 10 mil pesos a Ortega y Montañés, gastándose 65 mil pesos en la edificación de la casona, desde su principio quedó inmersa la traza colonial como parte del asentamiento urbano del siglo XVIII.

La casa fue construida en base a muros de cal y canto, dos patios corredores perimetrales, dos pisos con techumbres planas de viguería y en ladrillados  con rejería en ventanas, su zaguán veía a la plaza oriente de catedral (hoy plaza Melchor Ocampo).

La donación de Ortega y Montañés fue aceptada por el Rey Felipe V y el traslado del Hospital se dio en 1794. El sanatorio fue atendido por religiosos de San Juan de Dios, quienes trabajaron como ministros y asistentes de los pobres para servir a  Dios conforme a su instituto.

En el artículo de Jaime Vargas se menciona que el abogado e historiador de la segunda mitad del siglo XIX, Mariano de Jesús Torres, en uso y disposición de los espacios en el inmueble se atendían 100 enfermos de ambos sexos, sirviendo tanto a españoles como a indios y negros.

El hospital atendió las devastadoras epidemias de cólera morbus, que afectaron a Morelia en el siglo XIX, primero en 1833 y luego la de 1850, al ser el único hospital de Morelia, fue insuficiente para atender a los enfermos, por lo tanto el gobierno civil estableció “lazaretos” (grupos de personas particulares de los barrios para dar atención a enfermos de cólera), quienes brindaban  asistencia médica a los afectados por la enfermedad; según reportes de la Junta de Caridad, en Morelia murieron mil 567 personas debido al cólera.

Para el 14 de abril de 1830 se impartían cátedras de medicina en el inmueble, siendo un origen para la escuela de Medina de la UMSNH, posteriormente con el decreto gubernamental número 21, fechado  en el  11 de noviembre de 1855, se estableció la carrera de medicina.

El hospital Juan de Dios desapareció oficialmente el 24 de noviembre de 1858 cuando el gobernador interino, Epitacio Huerta pidió el decreto para mandarlo desaparecer  e instruye que en su lugar se funde el Hospital Civil, “bajo la protección del estado y la inmediata vigilancia de la Inspección de Beneficencia Pública conforme a reglamento del 25 de octubre de 1847.

El hospital estuvo en funciones durante 164 años, extinguiéndose con la secularización el 24 de noviembre de 1858, el año anterior a la nacionalización de los bienes de la Iglesia, terminado con ello las acciones del Inmueble que  donó Ortega y Montañez con la finalidad de atender la salud de los vallisoletanos.

El reportaje completo lo encuentras en la edición impresa del 4 de octubre del 2015.

Comparte la nota

Publica un comentario