IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 30 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.15

Foto: Cortesía de Manuel Rodríguez Morales. El Hotel Valencia estaba frente al inmueble del Congreso del Estado.

Hotel Valencia, un fantasma del centro de Morelia

2 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Estuvo en funciones hasta 1963, y fue demolido en 1965, durante toda la mitad del siglo XX, el Hotel Valencia estuvo al servicio de turistas y comunidades estudiantiles que arribaban a Morelia, detalló el ingeniero Manuel Rodríguez Morales,  titular de la  Secretaría de Obras Públicas del Ayuntamiento de Morelia de 1960 a 1971.

La demolición del Hotel Valencia se derivó de la falta de conservación en el inmueble, estaba ubicado en la avenida Madero, justo enfrente de la sede del poder Legislativo de Michoacán, en la actualidad el predio es ocupado por establecimientos comerciales.

El permiso de demolición se otorgó luego de que, las autoridades municipales de ese entonces (Fernando Ochoa Ponce de León como alcalde) pidieron la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que el inmueble estaba catalogado como monumento histórico, sin embargo ya estaba en ruinas y demolerlo significaba un delito federal.

“Solicitamos al INAH en México para que hiciera la inspección, (aún no existía la delegación de la instancia en Michoacán) se hizo elrecorrido por elinmueble,estaba en ruinas, se autorizó, parece ser que el comprador y vendedor tuvieron un convenio diciendo que si se les autorizaba si lo compraban, sino no, esa fue la condicional, se autorizó la demolición, se otorgó y se hizo la venta y se demolió en 1965, con la administración de Alfonso Martínez Serrano”, relató Rodríguez Morales.

Para la década de los 60 del siglo XX, los ayuntamientos trabajaban directamente con la INAH a través de un inspector de monumentos, “se colaboraba coordinadamente y al expedir la licencia de demolición, yo sabía que era un delito federal, entonces le dije al presidente que le pidiéramos al INAH la asesoría y autorización, vinieron el director general y 3 inspectores especialistas de renombre y dieron la permisión”, contó.

Conoce el relato completo en la edición impresa de este domingo.

Comparte la nota

Publica un comentario