IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Cortesía de Morelia a través del tiempo. La agencia Dodge fue de las primeras en abrir en Morelia.

Morelia ‘sobre ruedas’: recuerdos de una agencia

31 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

En una época donde los embotellamientos y el tráfico sólo aparecían frente a los individuos con una rica imaginación, es que fue construida la agencia de automotores Dodge, ubicada entonces en una despoblada Avenida Acueducto, bajo el número 299 en la colonia Lomas de Hidalgo.
Su levantamiento fue hecho en el ya lejano año de 1944 y, por su estilo arquitectónico, vino a generar una ruptura a los ojos de los ciudadanos, acostumbrados a los estilos de los siglos pasados, como para recordarles que ya estaban adentrados en pleno siglo XX.
Fue así que las expresiones decimonónicos, neoclásicas y barrocas del centro, debieron convivir con otra forma de construcción, un estilo nuevo que además albergó a una distribuidora de vehículos en la ciudad, una de las pioneras en dicho ramo.
Considerada como uno de los primeros negocios dedicados a la venta de automotores en Morelia, la agencia está en un lugar que aún existe y que encierra toda clase de historias, en el que los propios morelianos pudieron potencializar su inversión en un proyecto que inició décadas atrás.
Aun cuando cerró sus puertas a los clientes morelianos en el 2002, “la agencia Dodge del acueducto”, conocida así por los capitalinos, echó a un lado el esquema lineal de la ciudad, trayendo consigo el desarrollo económico que hoy por hoy mantiene a la ciudad, centrado escencialmente en el sector de los servicios. Benjamín Arreola fue el autor del plano arquitectónico que vistió a dicha agencia, quien al igual que este proyecto, diseñó los planos del primer negocio automotriz que operó en Morelia, ubicado sobre la avenida Madero.
“Fui de los primeros, creo yo, que vio el desarrollo de esa agencia. Los morelianos estábamos acostumbrados a espacios distantes para adquirir un vehículo, y fue un puente que fomentó el desarrollo de la ciudad”, dijo el señor Raúl Espinoza, colono de Lomas de Hidalgo quien a lo largo de sus 75 años ha podido ser testigo del desarrollo tenido por la agencia y la ciudad, una urbe compleja que aún transita entre los adelantos del siglo XXI y los muchos atavismos del pasado.
Al igual que esta obra, Benjamín Arreola diseñó el proyecto de lo que hoy en día es el Hotel Presidente, que anteriormente fue propiedad de la familia “Lara”, identificada por su descendencia en el viejo mundo y por su notoria opulencia.
Fuera de los logros del autor, se dice que la agencia Dodge fue motor del desarrollo económico de la ciudad, en un momento en que la capital del estado requería una plataforma que la impulsara más allá de la intrascendencia, con la esperanza de dquirir un papel más relevante tanto en Michoacán como en el resto de la región centro occidente.
Por lo anterior, la empresa contribuyó al desarrollo de la inversión moreliana, y es considerada entre las pioneras que le apostaron a Morelia por las acciones en torno al capital privado en la ciudad. Podría hacerse un ejercicio de la imaginación para saber las causas de esa incursión: una ciudad por la que aún transitaban más peatones y bestias de carga que automotores fue todo un mercado virgen para la empresa norteamericana.
partir de entonces, poco a poco, se vino dando una expansión de las empresas dedicadas al ramo automotriz que estuvieron instalando sus espacios tanto de venta como de reparación en las zonas aledañas al Centro. Hoy en día son cerca de 40 las agencias automotrices regadas por diversas zonas de la ciudad, marcas procedentes de países europeos y asiáticos que decidieron incursionar en el mercado local. Para algunos su presencia favorece no solo la economía de la capital, sino también la del estado en general; para otros, alimentan un parque vehicular saturado donde las calles ya no tienen suficiente espacio y donde el caminante no tiene relevancia.

Comparte la nota

Publica un comentario