IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Samuel Herrera Jr. El arte de elaborar piñatas yace desde hace varias décadas en Morelia y es una tradición que persiste.

Morelia y la tradición de las piñatas

20 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Realizar piñatas ha sido el oficio que ha estado presente en 3 generaciones de la familia Ayala Hernández, desde 1940 a la fecha, esta familia moreliana ha creado piñatas, entrañable artesanía para las festividades decembrinas de los creyentes católicos.

María Virginia Ayala Hernández, hija de la señora María Dolores Hernández y Donaciano Ayala García, narró que desde que tiene uso de razón, sus padres ya se dedicaban a elaborar piñatas, “yo ahorita tengo 69 años y desde que tenía 10 años mis padres ya hacían piñatas, mis hermanos y yo colaborábamos con mis padres para fabricarlas”, expuso.

Desde la década de los cuarenta del siglo XX, tanto Donaciano Ayala como Dolores Hernández ya eran conocidos en Morelia por su destreza para hacer piñatas en Morelia, al crear las clásicas piñatas de 7 picos, u otras figuras de sirenas, floricuernos, canastas, pericos, pavorreales y demás figuras zoomorfas.

El matrimonio se dedicó durante toda su vida a hacer piñatas, la señora Dolores Hernández falleció el pasado 23 de septiembre, sin embargo hasta el año 2013 estuvo haciendo piñatas, mientras el señor Donaciano Ayala falleció en el año 1985, igualmente se dedicó durante toda su vida a adornar las artesanías.

La familia Ayala Hernández está integrada por 7 hijos de los morelianos arriba mencionados y todos coadyuvaban en la elaboración de piñatas, “las hacíamos y entregábamos a revendedores, además de a varios sacerdotes de Morelia, pero eso se ha ido acabando. Además también elaborábamos piñatas para casas hogar de la ciudad”, comentó.

Los integrantes de la familia moreliana, compuesta por Virginia, Victoria, Sergio, Mercedes, Ofelia, Salvador, Lourdes y María Ayala García, cada uno de ellos colaboraba para crear las piñatas y  de su producción llenaban 15 cuartos de una vieja vecindad llamada “Sierra Mojada” que se localizaba en la calle Benedicto López en el Barrio  de Carrillo.

“Llenábamos 15 cuartos con piñatas, pedíamos permiso en la vecindad para colocarlas, durante todo el año hacíamos las piñatas, y en el mes de diciembre nos dedicábamos a acarrearlas nada más”, compartió la señora Virginia Hernández.

La familia Hernández Ayala vendía las piñatas en el Portal Matamoros, se instalaron ahí desde 1970 hasta 1991, para luego colocarse en el Mercado Independencia de Morelia, donde en la actualidad, Mercedes Ayala (otra hija de Donaciano) se dedica a vender piñatas.

Bajo la opinión de Virginia Ayala, en la actualidad, las piñatas “ya no se hacen como antes”, “cuando nosotros hacíamos, les dedicábamos mucho tiempo, picar el papel, encerarlo, voltearlo y adornar, se hacían con más detalle y dedicación”, consideró.

La familia Ayala Hernández y su labor de hacer piñatas forman parte de las imágenes de Morelia y del devenir de ornamentos, gracias a su dedicación y labor para crear las artesanías que no pueden faltar en esta época decembrina.

Para conocer el artículo completo consulta la edición impresa de este domingo 20 de diciembre.

Comparte la nota

Publica un comentario