IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Archivo La Voz de Michoacán. El sitio resguarda singulares piezas arqueológicas y artísticas de la zona occidental del país.

Museo Michoacano alberga acervo cultural

18 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.– En la calle Allende esquina con Abasolo en el primer cuadro de la ciudad se localiza lo que hoy conocemos como el Museo Michoacano.

Durante 1864 albergó a Maximiliano de Habsburgo y en 1869 al general Mariano Escobedo hasta que en 1916 se convirtió en las instalaciones que conocemos actualmente.

Antes de ser lo que hoy conocemos como el Museo Michoacano, localizado en la calle Allende esquina con Abasolo en el primer cuadro de la ciudad, la propiedad pasó por varios dueños hasta que en 1772 fue remodelada.

Se cuenta que en 1705 la construcción era propiedad de donDomingo de Hidalgo y de la Paz, de origen yucateco, el cual estaba casado con doña Rosa Ruiz de Ortega, oriunda de Puebla de los Ángeles, y que ambos eran conocidos en la antigua Valladolid por dedicarse a la venta de tocino.

A la muerte de don Domingo en el año de 1711, la señora Rosa contrajo matrimonio nuevamente y se casó con José Fernández, quienes decidieron vender la propiedad en tres mil pesos de aquella época. Fue don Francisco Figaredo y Chacín de Quero, quien era miembro de la Santa Inquisición, quien compró la vivienda.

El también integrante del Obispado estaba casado con Manuel Francisca Xaviera de Burgos y Castañeda de Pátzcuaro. Sergio Tirado Castro en su libro “Casas y Familias de Morelia”, relata que esta pareja convirtió el inmueble en el centro de tertulias vallisoletanas.

A la muerte de don Francisco en 1720, doña Francisca murió también, se dice que su fallecimiento fue de soledad. Por ello, la casona fue subastada a favor de don Diego de Peredo y Navarrete, prebendado de la Catedral moreliana, quien más tarde fue Cartagena en Perú y posteriormente en Yucatán.

En 1733 éste vendió la propiedad a don Atanasio González y Mauleón, quien era originario de Navarra, por cuatro mil 500 pesos.

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 17 de abril de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario