IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: Wendy Rufino. Proyecto no pudo despegar, por las pugnas entre los socios y el consejo.

Portal Aldama, sede del primer banco estatal

15 de mayo, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Oscar Guerrero / La Voz de Michoacán.

Morelia, Michoacán.- En el número 169 del Portal Iturbide, hoy llamado Portal Aldama, se ubica un edificio que hace más de 100 años albergó el Banco de Michoacán. Su historia inicia en el año de 1899 cuando se convocó a una junta entre los más importantes y acaudalados hombres de aquel tiempo en Michoacán, a petición del entonces gobernador del estado, Aristeo Mercado, quien tenía la inquietud de que se creara una institución bancaria.

Entre las amplias hojas de historia que visten a la capital, se relata que posteriormente se conformó un consejo coordinador, el cual tendría como finalidad encargarse de las gestiones, mismo que estaría integrado por el prestamista Luis McGregor; por los hacendados y comerciantes de los municipios de Ario de Rosales y Morelia, Gabino Oseguera y Miguel Meza, respectivamente; así como por León Audiffred, Juan Basagoiti, y el agricultor de origen italiano Luis Brioschi.

Los consejeros acordaron que el proyecto iniciaría con una suma de 500 mil pesos; sin embargo, únicamente lograron reunir la cantidad de 139 mil pesos, por lo que se acordó que el monto base serían 300 mil pesos, nombrando a la institución Banco Refaccionario de Michoacán, S.A, la cual abrió al público en el año de 1901 en el Portal Iturbide.

El primer gerente del banco fue don Eduardo Iturbide, quien con el propósito de estrechar buenos lazos, invitó al mandatario estatal Aristeo Mercado a la ceremonia de apertura. Entre los socios más importantes se encontraba don Ramón Ramírez Núñez, Mariano Contreras, Anastasio Mier y Terán, Miguel Silva, Gabino y Joaquín Esteban Oseguera, Felipe y Eduardo Iturbide, Miguel Barreneche, Francisco de Eliguero y Teodoro Arriaga.

Sin embargo, se dice también que fueron los intereses extranjeros los que no permitieron que fuera una institución libre de finanzas exteriores, pues Eduardo Iturbide y Francisco de Elguero mantenían relación con inversionistas de otras naciones, lo que ocasionó que el proyecto original se desvirtuara.

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 15 de mayo de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario