La Voz de Michoacan

Mantenimiento

DÓLAR Compra $18.08/ Venta $19.06

Jueves 21 de Marzo del 2019

Morelia

 ya se siente la cuarta
Jorge A. Amaral
Ya se siente la Cuarta Transformación en todos los estados donde el desabasto de combustible ha marcado el inicio de este año. El gobierno federal, en aras de combatir el robo de hidrocarburos, decidió cerrar los ductos que surten de gasolina para cortarles el suministro a los conocidos como huachicoleros, gente que durante años se ha dedicado a ordeñar de forma ilegal a la paraestatal.
Ese no es un fenómeno nuevo, ya tiene al menos desde la administración de Vicente Fox, pero es laprimera vez que el gobierno federal emprende  acciones contundentes, y es que el huachicoleo ha sido de los delitos que más han impactado a la sociedad, pero económicamente la afectación más
fuerte ha sido hacia el gobierno, específicamente a Pemex.
Los ordeñadores no sólo han dañado la infraestructura y las finanzas de Petróleos Mexicanos, también han afectado al ambiente pues las fugas han sido frecuentes, lo que termina dañando el ecosistema inmediato, y además, el impacto social ha sido contundente debido a que las bandas de huachicoleros, en tanto que delincuencia organizada, han reclutado una multitud de todas las edades: hombres maduros que deciden vender
gasolina en sus domicilios, pero también adolescentes y jóvenes que lo mismo ordeñan ductos que hacen halconeo o labores de sicariato para el grupo con el cual “trabajen”.
Ese es en términos generales, sin desglosar, el impacto más inmediato de estas mafias que han operado en total impunidad, con la connivencia de empleados y funcionarios de la paraestatal, pero también con la colusión de elementos policiacos municipales, estatales y hasta federales para poder operar.
Lo malo con la estrategia federal es que se están paralizando a más de medio país con esta medida, pues la ciudadanía ya está resintiendo no poder trasladarse, el transporte público se ha visto diezmado, las empresas pequeñas y medianas ya padecen el desabasto al tener que acotar la
movilidad de sus unidades, corporaciones policiacas y de emergencias están operando con lo mínimo para de plano no quedar paradas, estudiantes chicos y grandes de plano se quedan sin ir a la escuela, además de quienes ya no pudieron llegar a trabajar. A eso hay que sumarle las enormes
filas de gente que pasa hasta 24 horas o más formada para surtirse.
El gobierno federal no previó todo eso y decidieron cerrar los ductos para acabar con el huachicoleo, y con esto, el presidente Andrés Manuel López Obrador actuó justo como Felipe Calderón: en aras de combatir un delito se llevó entre las patas de las repercusiones a millones de personas.
La diferencia es que los admiradores de AMLO ahí están, ellos son la mejor área de Comunicación Social que ha habido para defender al presidente, no importa que estemos colapsando.
Tal es el grado de fanatismo por el presidente de México, que esta semana los legisladores de Morena y el PT lanzaron un comunicado, que luego trataron de suprimir pero ya no pudieron, en el que instan a ser comprensivos y solidarios, cito sólo dos párrafos sin mover una sola coma:
“La coalición en Michoacán gobierna alrededor del 42.5% por ciento de la población, aunque este mensaje está dirigido a las y los michoacanos para: pedirles que cooperen con la causa, denuncien abusos y delitos; reiterarles, que el abasto de combustible se regularizará en cuanto se aminore o detenga su robo y que, por el momento, se organicen para salir adelante en su vida cotidiana.
“Cambiar nuestra cotidianidad integrando a ella ejercicios como el apoyo entre vecinos, el uso de transportes alternativos y la consulta de información útil y veraz, nos permitirá solventar esta contingencia y nos proyectará como la ciudadanía michoacana que, históricamente, se solidarizó con una estrategia para mejorar las condiciones de vida en nuestro país. Con sólo ser comprensivos y solidarios al cambiar momentáneamente nuestras rutinas estaremos haciendo una revolución
pacífica que contribuye a un México mejor”.
Básicamente nos dicen que nos acostumbremos, que esto va a seguir. Pero algo que el gobierno de México no ha dicho es qué más está haciendo. Más que ductos cerrados para evitar que los ordeñen, se requiere que haya funcionarios corruptos sometidos a proceso, que los empresarios que han
participado en huachicoleo rindan cuentas ante la justicia. No han dicho gran cosa sobre los grupos del crimen organizado que ordeñan ductos, agrupaciones que empezaron como células de ordeñadores y hoy son pequeños cárteles regionales, como el Santa Rosa de Lima, que bajo el
mando del Marro ha incrementado en mucho los índices de violencia en Guanajuato en su disputa con el Cártel de Jalisco Nueva Generación.
Hay que recordar que cuando las medidas contra el narcotráfico se endurecieron, la delincuencia organizada tuvo que diversificar sus acciones para allegarse recursos, y fue cuando se desataron los secuestros, extorsiones, el mismo huachicoleo y la piratería; fue cuando más comenzaron a incidir en las estructuras de gobiernos locales para tener el control de la obra pública y hasta apoyos de desarrollo social.
Entonces, con los ductos cerrados, ¿ha pensado el gobierno que los delincuentes pueden optar por otras acciones para seguir ganando dinero?, ¿previeron que son gente armada, no delincuentes de cuello blanco que operan en oficinas?, ¿por qué el gobierno federal y sus voceros no han dicho nada sobre los líderes de los grupos delincuenciales? El gobierno federal peca de ingenuo al actuar como si el huachicoleo fuera una mera abstracción y no una actividad delictiva cometida por personas armadas, dispuestas a matar por mantener el control, listas para diversificar sus actividades con tal de tener poder económico.
Por lo pronto estamos padeciendo porque al presidente se le metió esa idea y entre sus funcionarios no hay nadie que le diga el error que están cometiendo, y como los que en su momento mostraron la más feroz oposición a los gasolinazos de Enrique Peña eran seguidores del artífice de la Cuarta Transformación, hoy que no hay gasolina están tranquilos, incitando a usar bicicleta para trasladarnos, y esperar.
Mientras leía el comunicado que citaba más arriba recordé los actos de fanatismo que han tenido consecuencias trágicas en otros países, como los suicidios en masa, pues recordemos que AMLO es un líder amado, admirado y nada cuestionado por sus seguidores, y el comunicado de morenistas y
petistas lo indica: “Las medidas tomadas, aunque incómodas son: correctivas, convenientes y honestas, tienen como propósito el bienestar común como parte de un México digno y sin corrupción, como se plantea en congruencia con el proyecto de nación denominado: La Cuarta
Transformación de México”. Y por ello, los seguidores del presidente están dispuestos a hacer cualquier sacrificio y emprender linchamientos mediáticos contra los opositores en aras del régimen.
En fin, ojalá para cuando usted lea esto ya sólo sea una anécdota, pero estoy casi seguro de que seguiremos sintiendo la Cuarta Transformación con todo rigor. Es cuánto.

ÚLTIMA HORA