IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Imagen: Víctor Ramírez

Recuerdan ‘al jefe’

21 de junio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Desde temprana hora, decenas de familias se reunieron en los panteones de Morelia para recordar a sus progenitores y la cantidad de visitantes no rebasó lo de un domingo normal, según refirió Jorge Ulises Chávez, administrador del Mausoleo de Morelia.

Las familias morelianas aprovecharon para darle un toque de frescura a las tumbas de sus padres; cambiar las flores secas, limpiar las criptas, comer con el difunto, rememorar sus acciones, cantar a su lado, beber un trago que le gustaba, fueron algunas de las acciones que los visitantes realizaron en los cementerios.

Algunas tumbas lucían descuidadas con falta de mantenimiento, mientras otras eran ataviadas con flores, fotos, inclusive globos y recados que padres e hijos adherían a la tumba de su padre.

“Celebramos el día del padre viniendo a ver la tumba, le rezamos y estamos todo el día con él, adornando en donde reposan sus restos, somos 3 hermanas y su esposa, aquí comemos cada año, le traemos mole”, relató Soledad Ornelas, quien fue a visitar la tumba de Jesús Ornelas Gutiérrez, su padre. La moreliana prosiguió diciendo que, “cuando no son días festivos venimos cada 15 días o cada mes”.

En tanto, al consultar al señor Francisco Javier Villa sobre cómo celebraba el Día del Padre en el Panteón Municipal, el moreliano recalcó: “venimos a ver al ser querido, aunque sea una vez al año, no siempre se tiene la oportunidad de venir seguido, (…) por lo regular venimos el 2 de noviembre y hoy, la que viene más es mi madre, nosotros os hijos solo cada día festivo”.

Los alrededores del panteón municipal se ataviaron con vendedores de flores, quienes aprovecharon la afluencia para ofertar sus productos, los trabajadores del recinto municipal iban y venían cargando agua, tierra, algunos otros ofrecían su ayuda para cargar agua y tierra a cambio de unas monedas a los recién llegados a visitar a sus familiares del camposanto y otros, se sentaron con una botella de alcohol en la mano a reforzar la memoria y hablar de las acciones del extinto.

Comparte la nota

Publica un comentario