IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Wendy Rufino. Manifestantes se congregan afuera del Congreso.

Se manifiestan a favor y en contra de la tauromaquia

28 de junio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Javier Favela/ La Voz de Michoacán. 

Morelia, Michoacán.- Defensores de la charrería, jaripeos, peleas de gallos y corridas de toros llegaron desde temprano al Congreso, donde se celebra sesión de los legisladores, para impugnar la iniciativa “totalmente absurda” del diputado perredista Juan Pablo Puebla Arévalo, que busca criminalizar los espectáculos con animales.

Con posterioridad, a las 8 y media de la mañana arribaron los anti-taurinos, golpeando la puerta cerrada del Congreso, al grito de “¡toros sí, toreros no!”, mientras que adentro el diputado Puebla Arévalo, nervioso y con gesto visiblemente desencajado, exigía dejarlos entrar a los abolicionistas.
Álvaro López Ríos, presidente de la Asociación de empresarios y promotores de espectáculos del municipio, ratificó que los galleros, los charros, los jaripeyeros y los taurinos han acordado ponerse en pie de guerra, haciendo un pacto de defensa mutua para que los diputados no toquen ninguno de los cuatro espectáculos. “El día que se prohíba la fiesta brava será como erradicar el toro de lidia, las reses bravas, y después van a decir que ensillar caballos también es crueldad animal”. Ejemplificó que los elefantes y leones de los circos tuvieron una muerte terrorífica, después de que los diputados federales prohibieron los espectáculos sin tomar medidas preventivas para proteger a las bestias abandonadas; “eso sí fue brutalidad animal”.
A la fecha la legislación vigente tipifica el maltrato animal como delito penal, con excepción de las corridas de todos, las peleas de gallos, las charreadas, los jaripeos y las novilladas.
Sendas comisiones de defensores de la tauromaquia y anti-taurinos están siendo atendidas por el presidente de la Junta de Coordinación Política, Pascual Sigala, y los líderes parlamentarios.

Comparte la nota

Publica un comentario