IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Agencias. Santos anunció cambios a la fecha del cese del fuego.

Ceremonia de la firma del Acuerdo de Paz en Colombia (video)

26 de septiembre, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Guatemala.- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se arriesgó por alcanzar la firma de paz, pese a sectores de su propio país contrarios a negociar con la guerrilla más antigua del continente, aseveró el expresidente Marco Vinicio Cerezo Arévalo.

“Las decisiones de un líder se vuelven cruciales en determinado momento, y esto le pasó al presidente Santos, quien se la ha jugado para lograr el acuerdo” de paz, dijo en entrevista con Notimex, con motivo del acuerdo de paz que se suscribe este lunes en Cartagena.

Cerezo Arévalo fue artífice de los acuerdos de Esquipulas 1985-1986 que propiciaron la paz en Centroamérica, entonces sumida en conflictos armado internos (Guatemala, El Salvador y Nicaragua, en donde las hostilidades militares afectaban a Honduras).

El papel de Santos fue “decisivo”, pues se logró el objetivo con todo y la oposición feroz de sectores poderosos de Colombia, de pugnas internas, “que al final se quedan pequeñas en cuanto al tamaño del logro de la paz”, enfatizó.

“El presidente Santos con mucho acierto estudió todas las experiencias anteriores, y las aprovechó para concretar los acuerdos con la guerrilla colombiana” tras más de medio siglo de conflicto armado interno.

El expresidente guatemalteco, cuyo gobierno inauguró la actual etapa democrática que siguió a un período de dictaduras y gobiernos autoritarios, estimó un despegue económico de Colombia tras concretar el cese de la guerra interna.

“Si a pesar de la guerra Colombia tuvo la capacidad de convertirse en una de las grandes potencias económicas de América Latina” es de esperarse un liderazgo fuerte en materia económica en la región en los próximos años, apuntó.

Cerezo Arévalo preside la Fundación Esquipulas para la Paz, Democracia, Desarrollo e Integración, con sede en la capital de Guatemala, que celebra un foro anual con la asistencia de líderes políticos, mandatarios y ex presidentes.

“¡Qué difícil es hacer la paz! ¡Pero qué necesario! Ustedes lo saben mejor que nadie”, expresó Santos, protagonista del Foro Esquipulas efectuado en abril pasado, al dirigirse a los guatemaltecos, que negociaron y firmaron un acuerdo de paz en 1996.

En 2016 se cumplen 30 años desde los Acuerdos de Paz en Centroamérica, denominados Esquipulas I y II, firmados por Cerezo Arévalo, y 20 años del Acuerdo de Guatemala, suscrito por el gobierno de Alvaro Arzú, hoy alcalde de la ciudad.

“En nuestro país hemos vivido dolores semejantes a los de Centroamérica, y hoy recorremos, como lo hicieron ustedes en su momento, la senda para terminar un conflicto que tiene una característica especial: es el último y el más antiguo conflicto armado del continente americano”, apuntó Santos.

El conflicto armado interno colombiano causó unos 300 mil muertos y más de siete millones de víctimas, que incluye un número indeterminado de personas desplazadas, según datos oficiales preliminares.

El presidente Santos dijo que fue difícil el camino de la paz, pues “siempre están los que se oponen al proceso, los que torpedean los avances, porque no quieren o no les conviene la paz”.

El expresidente Cerezo Arévalo “me lo decía en una carta: la paz en Centroamérica no la querían ni la guerrilla, ni el Ejército, ni algunos grupos económicos”, pero no importa, vale la pena arriesgarse, puntualizó.

Los opositores a la firma de la paz “dicen –y la verdad es para dar risa– que estoy entregando el país al comunismo, a lo que ellos llaman el “castro-chavismo”, nada más absurdo, aseguró Santos.

Consideró que estas posiciones serían producto del “miedo al cambio, miedo a que hagan política quienes antes los amenazaban con armas, miedo a perder el statu quo, así sea el de una guerra a la que se han acostumbrado”.

Comparte la nota

Publica un comentario