IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Twitter. Italia y Austria en tensión por construcción de barrera fronteriza.

Crece tensión en Italia y Austria por muro fronterizo

13 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Roma.- El anuncio de Austria de que construirá una barrera en el Paso del Brennero, en la frontera con Italia, para evitar oleadas de inmigrantes hacia su territorio, fue criticada por Roma, que pidió la “urgente” intervención de la Unión Europea (UE).

En una carta al comisario europeo de Migración, Dimitri Avramopoulos, los ministros italianos de Exteriores, Paolo Gentiloni, e Interior, Angelino Alfano, solicitaron la intervención, con “extrema urgencia”, de la UE para verificar la compatibilidad de la decisión austriaca con el Tratado de Schengen, que permite la libre circulación de personas en la UE.

Dijeron que la intención de Viena para restablecer los controles fronterizos y construir “barreras técnicas” en el Paso del Brennero, no está justificada por hechos concretos.

Señalaron que la ministra austriaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner, no ha ofrecido ninguna información sobre el presunto incremento de flujos migratorios desde Italia.

“En realidad, entre el 1 de enero y el 10 de abril de 2016 tales flujos se han registrado sobre todo desde Austria hacia Italia, con dos mil 722 ciudadanos extranjeros detectados por la policía de frontera italiana provenientes de Austria, frente a los 179 del mismo periodo de 2015”, precisaron Gentiloni y Alfano.

Aseguraron que se registró una “significativa” reducción de flujos migratorios del Mediterráneo oriental, a lo largo de la ruta balcánica, tras el acuerdo entre la UE y Turquía del pasado 18 de marzo y del cierre de las fronteras por terceros países, tales como Macedonia.

Con el objetivo de presionar al gobierno italiano sobre el tema, el viernes pasado Mikl-Leitner visitó Roma e informó a Alfano de “las medidas que tomaremos en caso de que haya un flujo incontrolado de inmigrantes”.

Austria teme que con el cierre de la ruta balcánica hasta 300 mil inmigrantes puedan llegar este año a su territorio desde Italia, frente a los 150 mil arribados en 2015, por lo que anunció la construcción de una barrera de 250 metros de largo en el Paso del Brennero, el endurecimiento de los controles fronterizos y el posible uso del ejército.

Estas medidas, según expertos, no harían sino dar otro golpe demoledor al Tratado de Schengen, considerado uno de los pilares de la construcción europea, en una zona de gran importancia estratégica, comercial e histórica.

El Paso del Brennero representa una de las vías de conexión más importantes de Italia con el norte de Europa.

En 1918, tras la anexión por Italia de la región del Trentino Alto Adige -como consecuencia del fin de la Primera Guerra Mundial-, se convirtió en el límite fronterizo entre ambos países.

El 8 de marzo de 1940 el Paso del Brennero fue escenario del encuentro entre Adolfo Hitler y Benito Mussolini, donde celebraron públicamente su alianza, pero a partir de 1943 se convirtió en objetivo de bombardeos de los aliados para desarticular el sistema de aprovisionamiento de las tropas alemanas en Italia.

En 1995, como resultado de la entrada en vigor del Tratado de Schengen, fueron abolidos los controles fronterizos, lo que se tradujo en un fuerte impulso económico de la zona.

Datos oficiales revelaron que en jornadas normales unos 40 mil vehículos diarios pasan por el Brennero, cifra que puede duplicarse en periodos especiales y es por ahí donde viaja buena parte de las exportaciones italianas a Alemania, estimadas en 50 mil millones de euros (unos 56.4 mil millones de dólares).

La organización de comerciantes Confcomercio advirtió en una nota que con la construcción de la barrera se pone en riesgo 140 mil millones de euros (unos 158 mil millones de dólares) anuales en intercambio comercial realizado a través de los pasos fronterizos con Austria.

Para la analista Tonia Mastrobuoni, el anuncio de Viena debe ser visto en clave electoral, ya que el próximo 24 de abril los austriacos votarán por el sucesor del presidente Heinz Fischer y los favoritos no son los candidatos oficiales, sino el líder de los Verdes, Alexander van der Bellen, y sobre todo, el derechista Norbert Hofer.

El anuncio de la construcción del muro en el Brenero sería un intento del gobierno de atraer al electorado conservador, consideró.

Sin embargo, Roma y organizaciones humanitarias se han tomado en serio el anuncio austriaco y según el presidente en Italia de Amnistía Internacional, Gianni Rufini, un muro en el Paso del Brennero crearía una situación similar a la de Idomeni, en Grecia, donde miles de personas viven en condiciones inhumanas debido al cierre de la frontera con Macedonia.

Con la barrera “tendremos campamentos informales no adecuados para la asistencia en el lado italiano de la frontera. Así se crearían otras situaciones de crisis humanitaria similares a las de la exYugoslavia o la región de los Grandes Lagos en África en los años 90”, advirtió.

Comparte la nota

Publica un comentario