IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: AP

Deportan de Níger a 3.000 nigerianos que huían de Boko Haram

7 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Foto: AP

Foto: AP

Gaidam, Nigeria.- Soldados de Níger han deportado a más de 3.000 pescadores y refugiados nigerianos que escapaban del grupo Boko Haram, obligándolos a una brutal caminata de tres días en la que por lo menos una docena de personas fallecieron, dijeron el miércoles un funcionario y un testigo.

Los refugiados dijeron que fueron obligados a regresar a Nigeria después que Boko Haram atacó la semana pasada una isla en el Lago Chad.

Los nigerianos dijeron que los soldados llegaron a la aldea pesquera de Lelewa y les ordenaron que se marcharan. Funcionarios de Níger no respondieron de inmediato a una solicitud de declaración.

Níger informó el lunes que estaba planeando una operación militar en la zona para sacar a los extremistas de Boko Haram y ordenó a sus ciudadanos que se trasladaran tierra adentro.

La Agencia Nacional de Control de Emergencias de Nigeria dijo que Níger la había alertado de la situación y había enviado camiones a recoger a los exhaustos refugiados en la frontera.

Charles Otegbabe, encargado de operaciones de búsqueda y rescate de la agencia, recibió a los recién llegados en el poblado de Gaidam, en el estado nororiental de Borno.

“Pensamos que serían unos 2.000, pero ya hemos recibido a más de 3.000 y siguen llegando”, dijo a The Associated Press.

Los refugiados dijeron que cientos más estaban en camino.

“No nos dieron tiempo siquiera a recoger nuestras ropas. Tuvimos que abandonarlo todo”, dijo Lubabatu Isa, una mujer de 21 años que llevaba un niño pequeño a la espalda.

Isa y Nura Auwal, otra refugiada, dijeron que una docena de personas habían muerto durante la caminata de tres días hasta la frontera. Auwal dijo que entre los fallecidos estaba Fatima Hassan y sus mellizos recién nacidos.

“No había agua, hacía mucho calor. Cayeron al suelo y murieron. Nadie tenía energía para ayudarles y tuvimos que dejarles allí”, dijo Auwal, de 22 años.

Comparte la nota

Publica un comentario