IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Notimex. El dispositivo en la Ciudad de México contará con amplia infraestructura humana y tecnológica.

En la Iglesia existe la tentación de la corrupción: Papa

20 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El Papa Francisco pidió hoy a la Iglesia resistir al “santo soborno”, y llamó a adorar la “fuerza y la alegría de Jesús”.

“En la Iglesia siempre existe la tentación de la corrupción”, dijo el pontífice durante la homilía de este jueves celebrada en la residencia de Santa Marta.

Señaló que ello ocurre cuando se está “apegado al dinero y al poder” en lugar de estar “apegado a la fidelidad a Jesús”.

Recordó que en el Evangelio Jesús echa a los mercaderes del Templo, pero que eran “los jefes del Templo, los jefes de los sacerdotes, los que habían cambiado las cosas, habían entrado en un proceso de degradación y habían ensuciado el Templo”.

“Jesús echa del Templo a quienes hacían negocios, los mercaderes del Templo, pero los jefes de los sacerdotes y de los escribanos estaban relacionados con ellos: existía el ‘santo soborno’”, anotó.

El pontífice señaló que “el Templo es un ícono de la Iglesia”, y que “la Iglesia siempre sufrirá la tentación de la mundanidad y la tentación del poder, que no es el poder que Jesucristo quiere para ella”.

Insistió que en la Iglesia existe siempre la tentación de la corrupción y del poder, cuando en cambio debe estar al lado “del Señor Jesús, del Señor de la paz, de la alegría, de la salvación”.

“Donde está Jesús no hay lugar para la mundanidad, no hay lugar para la corrupción” y “esta es la lucha de cada uno de nosotros, esta es la lucha cotidiana de la Iglesia: siempre Jesús, siempre con Jesús, siempre pendiente de sus labios para oír su palabra”, indicó el Papa.

“Jesús nos dijo que no se puede servir a dos padrones: o Dios o las riquezas, o Dios o el poder”, agregó.

Francisco llamó a orar por la Iglesia y a pensar en “los muchos mártires de hoy que, para no entrar en este espíritu de mundanidad, de pensamiento único, de apostasía, sufren y mueren”.

“Hoy hay más mártires de la Iglesia que en los primeros tiempos. Pensemos, nos hará bien pensar en ellos y también pedir la gracia para no entrar nunca en este proceso de degradación hacia la mundanidad que nos lleva a estar apegados al dinero y al poder”, subrayó.

Comparte la nota

Publica un comentario