IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 9 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

19.47

20.70

Foto: Notimex. El gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC anunciaron hoy que llegaron a un nuevo Acuerdo de Paz.

Firman nuevo acuerdo de paz en Colombia

12 de noviembre, 2016

AP/La Voz de Michoacán

Colombia.- El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anunciaron la firma de un acuerdo modificado de paz en La Habana, luego de que el original fuera rechazado en un plebiscito realizado el pasado 2 de octubre.

El nuevo texto, que las partes consideran “final”, recoge precisiones a temas que fueron duramente criticados en el acuerdo inicial como la implementación de una justicia transicional, el juzgamiento del narcotráfico como delito conexo a la rebelión y la reparación de las víctimas.

El opositor y expresidente Álvaro Uribe exigió ya que el acuerdo no tenga “alcance definitivo” hasta no ser estudiado por los contradictores del proceso con las FARC y las víctimas del conflicto armado.

Desde La Habana, el jefe negociador del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, y el líder del equipo de las FARC, Luciano Marín (alias “Iván Márquez”) fueron los responsables de firmar el acuerdo con el que se espera poner fin de manera definitiva a medio siglo de conflicto en Colombia.

“El nuevo acuerdo fue una oportunidad para aclarar dudas, pero sobre todo para unirnos”, declaró De La Calle quien reconoció con “humildad” que el nuevo texto rubricado es “mucho mejor” que el conseguido en septiembre pasado entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras cuatro años de negociaciones en Cuba.

“Estamos convencidos de que este acuerdo muestra caminos que son viables y posibles”, resaltó el representante del gobierno.

Sobre las modificaciones, De La Calle dijo que había elementos de precisión sobre las sanciones y la aplicación de la justicia a los actores de la guerra, aunque los detalles específicos se darán a conocer más adelante.

De momento, el jefe negociador señaló que las características de la “restricción de la libertad de todos los responsables” fueron precisadas, a la vez que fueron fijados los lugares en que los rebeldes pagarán sus penas. Este es uno de los puntos que preocupa a los contradictores del acuerdo inicial quienes han reprochado que los guerrilleros de delitos atroces no sean encarcelados sino sometidos a castigos alternativos.

Las FARC presentarán, también un inventario detallado de sus bienes y activos para reparar a las víctimas, informó De La Calle.

El juzgamiento de los delitos de narcotráfico, en tanto, se ajustará al código penal colombiano y será conocido por las Altas Cortes del país.

De La Calle dijo que se precisó el concepto de “enfoque de género” que tanta polémica desató entre las iglesias católica y cristiana del país por considerársele un respaldo hacia las políticas a favor de la comunidad LGBTI. Explicó que se trata de que en el acuerdo quede claro que la mujer fue una especial víctima del conflicto y que merece un trato diferencial en cuanto a medidas de reparación.

Alias Iván Márquez dijo, por su parte, que “al nuevo acuerdo lo único que le queda es su implementación para construir las bases de una Colombia en paz”.

El proceso de refrendación y de implementación del acuerdo no quedó claro en las declaraciones desde La Habana. Sólo se indicó que el nuevo texto sería explicado con quienes promovieron en su momento el “No” contra el plebiscito.

Al respecto, el expresidente Álvaro Uribe pidió este sábado que los textos anunciados desde La Habana “no tengan un alcance definitivito” y exigió que sean “puestos en conocimiento de los voceros del ‘No’ y de las víctimas, quienes los estudiarán y expondrán cualquier observación o solicitud de modificación”.

La declaración de Uribe se conoció al cierre de su reunión con el presidente Santos este sábado, previo a las declaraciones de De La Calle y Márquez.

Otros líderes que se opusieron al acuerdo inicial como el expresidente Andrés Pastrana y la exministra Marta Lucía Ramírez dijeron haber recibido en la jornada llamadas telefónicas de parte del presidente Santos informándoles de “avances” sobre la renegociación y se mostraron a la espera de los nuevos textos discutidos para leerlos.

Santos, que el 10 de diciembre recibirá el Nobel de la paz, no previó una derrota en el plebiscito. De ahí que el mandatario intentara buscar por todos los medios alcanzar un nuevo acuerdo para luego blindarlo jurídicamente, ya sea enviándolo al Congreso o convocando a una nueva consulta popular.

Comparte la nota

Publica un comentario