IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: AP. El presidente Obama llegó ovacionado por la multitud a su recorrido por La Habana Vieja.

Gritan a Obama “USA, USA” en La Habana Vieja

20 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

La Habana, Cuba.- Al grito de “USA, USA” una multitud desafió un aguacero y ovacionó al presidente Barack Obama y a su familia, en el inicio de su recorrido por La Habana Vieja, remozada con motivo de la histórica visita presidencial.

La comitiva, resguarda con sombrillas negras, salvo la de la primera dama de color azul, fue huésped de honor del cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino, quien fue pieza clave en el rompecabezas de la distensión entre los otrora enemigos de la Guerra Fría.

Durante 2014, Ortega y Alamino entregó en mano a Obama una carta autógrafa del Papa Francisco, durante un encuentro reservado en la Casa Blanca, en la que el jerarca católico alentaba un acercamiento con Cuba. Una misiva similar fue dirigida al presidente Raúl Castro.

Por esta labor, Ortega y Alamino, de 79 años, es conocido en círculos eclesiásticos como el “cardenal del deshielo”.

Obama escogió la Catedral de La Habana para su primer recorrido por la capital cubana, al ser uno de los edificios más representativos del estilo arquitectónico conocido como barroco cubano, del siglo XVIII.

Su fachada es considerada una de las más emblemáticas de la historia arquitectónica de Cuba.

Su construcción empezó en 1748 y se suspendió temporalmente casi 20 años después, a raíz de la expulsión de Cuba y otras posesiones españolas de la Compañía de Jesús en 1767.

Las obras fueron oficialmente completadas en 1777 y 10 años después adquirió el rango de Catedral.

Antes que la Catedral, la comitiva presidencial visitó la Plaza de Armas y pasó por la estatua de Carlos Manuel de Céspedes, guiados por el historiador de La Habana, Eusebio Leal.

En seguida recorrió el Museo de La Habana, que ostentaba en su entrada un retrato de Abraham Lincoln.

Con posterioridad a su visita por La Habana Vieja, el presidente y su familia llegaron en caravana al restaurante San Cristóbal, en la última actividad programada para su primer día en Cuba.

Comparte la nota

Publica un comentario