IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Agencias. El representante permanente de México ante organismos internacionales, Jorge Lomónaco.

México logra en ONU avances en desarme nuclear

11 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El representante permanente de México ante organismos internacionales, Jorge Lomónaco, celebró la adopción de las resoluciones sobre el impacto humanitario de las armas nucleares por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas, lo que consideró un avance significativo en la materia.

Los textos de las resoluciones realizados en co-autoría de México con Austria, Irlanda y Sudáfrica constituyen “un punto de inflexión en la historia de desarme nuclear”, sostuvo Lomónaco en entrevista con Notimex.

Enfatizó que la adopción de estas resoluciones “es el avance más significativo desde la entrada en vigor del Tratado de No Proliferación Nuclear (1968)”.

Tras 47 años de parálisis sobre el tema la Asamblea General adoptó la semana pasada las iniciativas tituladas: “Impacto Humanitario de las Armas Nucleares”, “Promesa Humanitaria”, “Dimensión Ética para alcanzar un Mundo Libre de Armas Nucleares” y “Avance en las negociaciones multilaterales en materia de desarme nuclear”.

Lomónaco explicó que con la adopción de la resolución sobre el “Impacto Humanitario de las Armas Nucleares” se logró llevar el tema del desarme nuclear a la agenda de la Asamblea General, lo que es “un gran logro” y un cambio de paradigma en las discusiones que estaban concentradas en cuestiones de seguridad militar.

Con la “Promesa Humanitaria” se logró que 157 países se comprometan a “llenar el vacío legal” que existe en materia de posesión de armas nucleares para que en el futuro dichas armas puedan ser consideradas ilegales por el derecho internacional humanitario, añadió.

Las armas nucleares son las únicas armas de destrucción masiva que no son objeto de una prohibición expresa en el derecho internacional. Se presume que existen hoy en día 16 mil armas nucleares, de las cuales mil se encuentran en alto estado de alerta operativa.

En cuanto a la resolución sobre la “Dimensión Ética para alcanzar un Mundo Libre de Armas Nucleares”, Lomónaco reconoció que es un texto coyuntural ya que reconoce el efecto indiscriminado de estas armas por su riesgo potencial de aniquilar a la humanidad y las declara “inherentemente inmorales”.

Para Lomónaco el hecho de que las armas nucleares sean declaradas “inmorales” es clave ya que cuestiones como la esclavitud, para poder ser eliminada y considerada ilegal, tuvo primero que ser reconocida por la comunidad internacional como algo intrínsecamente “malo”.

La resolución sobre el “Avance en las negociaciones multilaterales en materia de desarme nuclear” es importante pues en 2016 se reunirá en Ginebra un grupo de trabajo que tomará decisiones por votación y dará voz a todos los países preocupados por el flagelo.

En la Conferencia de Desarme, formada por un tercio de países miembros de la ONU, Estados como Malawi, Bután o las Islas Marshall, no tienen oportunidad de expresar sus inquietudes o propuestas sobre desarme nuclear y el foro multilateral está paralizado desde hace dos décadas, lo que es “realmente escandaloso”, consideró Lomónaco.

Por otra parte, el diplomático mexicano enfatizó que la mera existencia de armas nucleares hoy en día implica un riesgo enorme, pues debido a los avances de la tecnología suelen ser 500 veces más potentes que las que estallaron en Hiroshima y Nagasaki hace 70 años.

Además, en caso de un error o un ataque nuclear, “ninguna organización humanitaria” tendría la capacidad de responder a semejante catástrofe, puntualizó.

Sobre todo, subrayó, existe el riesgo de que estas armas devastadoras caigan en manos de gobernantes irresponsables o de actores no estatales como pudiera ser el grupo extremista Estado Islámico.

Lomónaco señaló que hay quienes se empeñan en decir que “la existencia de las armas nucleares ha prevenido una guerra nuclear”.

“Esta doctrina de la disuasión parte de la presunción de que la existencia de las armas nucleares es necesaria para garantizar la seguridad del poseedor o de quienes se encuentran bajo el paraguas de su protección”, agregó.

Sin embargo, “es evidente que la seguridad de aquellos Estados no poseedores o que no están bajo el amparo de su paraguas es totalmente irrelevante para los defensores de tal doctrina. Resulta entonces por lo menos arrogante pretender imponer dicha doctrina a los Estados no poseedores”, argumentó.

Al respecto, el Papa Francisco dijo en un discurso en la sede de la ONU al hablar sobre armas nucleares que “una ética y un derecho basados en la amenaza de destrucción mutua –y posiblemente de toda la humanidad– son contradictorios y constituyen un fraude a toda la construcción de las Naciones Unidas, que pasarían a ser Naciones Unidas por el miedo y la desconfianza”.

“Hay que empeñarse por un mundo sin armas nucleares, aplicando plenamente el Tratado de No Proliferación, en la letra y en el espíritu, hacia una total prohibición de estos instrumentos”, urgió el líder de la Iglesia Católica en pro del desarme nuclear.

Comparte la nota

Publica un comentario