IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Twitter. Debido a los actos de negligencia médica mientras permanecían bajo custodia en centros privados de detención, habrían fallecido los mexicanos, denuncian.

Mueren dos mexicanos por negligencia tras detención en EU: Informe

25 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Nueva York.- Al menos dos mexicanos murieron en los últimos cinco años debido a actos de negligencia médica mientras permanecían bajo custodia en centros privados de detención para migrantes en Estados Unidos, según un informe difundido hoy aquí.

Elaborado por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Detention Watch Network (DWN) y el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NJIC), el documento analizó ocho casos de detenidos en los que la atención médica deficiente tuvo un papel preponderante en sus muertes.

El informe, elaborado mediante la obtención de documentos oficiales del gobierno federal estadunidense, incluye el caso del mexicano Pablo Gracida Conte, de 54 años, quien murió en el Centro de Detención de Eloy, en Arizona, en octubre de 2011.

Titulado “Negligencia mortal”, el informe da también cuenta de la muerte del mexicano Fernando Domínguez Valdivia, de 58 años, fallecido en marzo de 2012 en el Centro de Detención de Adelanto, en California.

“Las flagrantes violaciones a las normas del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) sobre la atención médica tuvieron un papel prominente en ocho de las defunciones de personas bajo custodia ocurridas desde 2010 hasta 2012”, reveló la investigación.

El documento también critica que luego de las investigaciones del ICE sobre estos casos, las conclusiones se desestimaron y los resultados de las averiguaciones “básicamente” no se tomaron en cuenta.

Gracida Conte murió por una enfermedad tratable del corazón, “luego de cuatro meses de haber presentado solicitudes constantes de tratamiento médico que no fueron atendidas”, de acuerdo con el documento.

La investigación del ICE en el caso de Gracida Conte concluyó que su muerte “podría haberse evitado” si hubiese recibido “el tratamiento médico apropiado de manera oportuna”.

Esa misma investigación determinó también que el centro de Eloy, que forma parte de la empresa carcelaria Corrections Corporation of America (CCA), no contaba con personal médico suficiente y que una doctora había informado que “necesitaba ayuda urgentemente”.

En el caso del también mexicano Domínguez Valdivia, éste contrajo pulmonía, una enfermedad tratable y prevenible, pero murió después de recibir lo que la investigación del ICE calificó como un “nivel inaceptable de atención médica”.

La investigación de la defunción de Domínguez Valdivia reveló varios errores notorios cometidos por el personal médico del Centro de Detención de Adelanto, que forma parte del sistema penitenciario de la empresa Grupo GEO.

Comparte la nota

Publica un comentario