IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: AP. Barack Obama, acompañado del vicepresidente Joe Biden, al dar su mensaje de las acciones contra la violencia armada.

Obama llora al anunciar medidas para el control de armas

5 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Washington.- El presidente estadunidense Barack Obama anunció hoy un conjunto de órdenes ejecutivas para fortalecer controles sobre la tenencia de armas de fuego y reducir la violencia armada que cada año cobra la vida de 30 mil personas en el país.

El mandatario defendió las medidas, repudiadas de inmediato por los republicanos en el Congreso, al denunciar que Estados Unidos es la única nación en el mundo donde los tiroteos en masa son algo rutinario y pidió a los estadunidenses hacer escuchar sus voces al respecto en las urnas.

“Quizás el movimiento de cabildeo de las armas tengan secuestrado el Congreso, pero no pueden tener secuestrado al país”, dijo al recordar el fracaso de acciones recientes para imponer más controles, sin poder evitar en un momento que las lágrimas lo traicionaran al recordar algunas de las víctimas de esta violencia.

Bajo esas medidas, todas aquellas personas que vendan armas de fuego deberán obtener una licencia primero, y se anticipa que la medida impactará particularmente a quienes se dedican a esta actividad en las llamadas ferias de armas, donde los controles son en ocasiones laxos.

De igual manera los comerciantes deberán verificar los antecedentes penales de quienes buscan adquirir armas de fuego, algo que Obama insistió resulta critico al señalar que uno de cada 30 potenciales compradores han cometido algún tipo de crimen.

Bajo estas medidas el gobierno federal fortalecerá el cumplimiento de las leyes de armas para lo cual el mandatario anunció la contratación de 200 agentes adicionales para la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).

Asimismo anunció que solicitará una partida de 500 millones de dólares para ampliar la atención médica a quienes sufren padecimientos mentales, un factor constante en muchos de los responsables de actos de violencia armada.

El gobierno impulsará igualmente el desarrollo de mejores tecnologías para la seguridad de armas, incluyendo aplicaciones que permitan ubicar armas robadas.

Obama reconoció que las medidas anunciadas “quizá no puedan salvar a todos, pero pueden salvar a algunos, de la misma manera que no podemos prevenir todos los accidentes viales”.

Insistió que estas acciones constituyen una respuesta balanceada a un problema que reconoció, “ ha convertido en uno de los debates más polarizantes” en el país.

“Todos debemos poder trabajar juntos para encontrar un balance que declare que el resto de nuestros derechos son importantes. La segunda enmienda (de la constitución y que garantiza el derecho a la tenencia de armas) es importante, pero hay otros derechos que nos preocupan también”, apuntó.

El mandatario repasó los nombres de ciudades como Aurora, Newtown, Oak Creek Santa Bárbara, Charleston, y San Bernardino, que han sido escenario de tiroteos en masa, declarando que este tipo de hechos “son demasiados”.

“En este cuarto ahora mismo hay muchas historias de dolor, de superación; hay mucha fortaleza, pero también hay mucho dolor, y esto es apenas un pequeño ejemplo”, dijo al referirse a familiares de víctimas invitados al evento en el Salón Este de la Casa Blanca.

Dos de estos fueron la excongresista demócrata Gabriele Gifford, gravemente herida en un tiroteo en enero del 2011 en Tucson Arizona, así como Mark Barde, padre de Daniel Barden, uno de los 20 niños asesinados a tiros en Newtown, Connecticut, en 2012.

Los hechos, que dieron lugar a una puja para imponer más controles sobre la tenencia de armas que fracasó debido a la oposición republicana, continúan teniendo aún un fuerte impacto en el mandatario.

“Cada vez que pienso en esos niños, me siento molesto”, refirió el mandatario sin poder evitar que algunas lágrimas rodaran por sus mejillas.

Las medidas fueron repudiadas por el liderazgo republicano en el Congreso aún antes de que Obama concluyera su discurso de poco más de 40 minutos.

El líder de la cámara de representantes Paul Ryan denunció en un comunicado que “el lugar de enfocarse en criminales y terroristas, (Obama) está yendo en contra de los ciudadanos que más observan la ley. Sus palabras y acciones equivalen a una intimidación que socava la libertad”.

Comparte la nota

Publica un comentario