IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Notimex. La candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, votó hoy en un colegio del distrito limeño de Surco.

Peruanos eligen presidente en una dura batalla electoral

5 de junio, 2016

AP/La Voz de Michoacán

Lima, Perú.- Los peruanos van a las urnas el domingo para elegir al presidente que los gobernará hasta 2021 tras una dura batalla electoral las últimas dos semanas entre Keiko Fujimori, la hija de un polémico expresidente de raíces japonesas encarcelado por asesinato y corrupción, y Pedro Pablo Kuczynski, un exbanquero de Wall Street que pasó gran parte de su vida fuera del país.

Antes del mediodía los dos candidatos ejercieron su voto en diferentes colegios ubicados en barrios ricos capitalinos.

Kuczynski emitió su voto vía electrónica, método que la autoridad electoral aplica para 743.000 electores, mientras Fujimori no realizó declaraciones pero saludó a un centenar de simpatizantes que incluso se tomaron fotos con ella.

Tras votar, el presidente saliente Ollanta Humala destacó que el próximo gobierno será la cuarta gestión democrática de forma consecutiva en la historia de Perú que no es interrumpida por un golpe militar desde la independencia de España lograda en 1821.

Un simulacro de votación realizado el sábado por GfK mostró que Kuczynski alcanzaría el 51% de los votos, mientras que Fujimori obtendría el 49%. Aunque la encuesta tiene un margen de error de más menos 1,6 puntos porcentuales, el resultado sigue siendo un empate estadístico pero muestra la recuperación de Kuczynski, quien hace una semana perdía frente a su rival por casi 4 puntos. Fujimori lo superó con casi 20 puntos en la primera ronda.

Kuczynski, de 77 años, apoyó a Fujimori, de 41, en la segunda ronda de los comicios de 2011 contra el entonces candidato izquierdista, el ahora presidente saliente Ollanta Humala, pero en los últimos días el economista abandonó su habitual parsimonia y atacó a Fujimori ligándola con la corrupción.

“El narcoestado nos va a matar a todos (…) necesitamos un gobierno limpio desde arribita hasta abajito”, dijo durante el cierre de su campaña en una zona de clase media en Lima. Añadió que combatirá “el narcotráfico y las conexiones dudosas de esa gente con la política”.

La referencia no era sólo a los lazos del padre de su rival con la corrupción y los escuadrones de la muerte, por los que está sentenciado a 25 años de cárcel, sino un intento de llamar la atención sobre los escándalos del partido de Fujimori, entre ellos un informe periodístico que señala al importante donante de su campaña y secretario general, Joaquín Ramírez, como investigado por la DEA.

El compañero de fórmula de Fujimori, José Chlimper, también está en el ojo de la tormenta tras entregar a una televisora local un audio adulterado para beneficiar a Ramírez, que pidió una licencia. Perú es el mayor productor mundial de cocaína.

Comparte la nota

Publica un comentario