IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Internet. La ley, promulgada en 2013, exige a las clínicas brindar un nivel de atención similar al de un hospital.

Suprema Corte decidirá sobre ley de abortos de Texas

26 de junio, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Washington.- La Suprema Corte de Justicia estadunidense fallará el lunes sobre una impugnación a la ley sobre abortos de Texas, estado que busca cerrar la mayoría de clínicas que brinda el procedimiento, en su primer gran fallo sobre el tema desde 2008.

 

La ley, promulgada en 2013, exige a las clínicas brindar un nivel de atención similar al de un hospital, con el argumento de hacer los abortos más seguros, aunque sus detractores argumentan que se trata de restringir la operación de la mayoría de estas clínicas.

 

Antes de que la ley fuera promulgada por el entonces gobernador Rick Perry, operaban en Texas 40 clínicas de abortos, y los críticos afirman que la norma llevará al cierre al 75 por ciento de las que permanecen, ante la imposibilidad de cumplir con los nuevos requisitos.

 

Los opositores a la ley de Texas, que cuentan con apoyo de la Asociación Estadunidense de Médicos (AMA), llevaron el caso ante el máximo tribunal estadounidense, al estimar que priva a miles de mujeres de su derecho al aborto en condiciones higiénicas.

 

En contraposición, los partidarios de la legislación sostienen que las exigencias buscan mejorar la sanidad de las pacientes de aborto y ofrecerles una atención médica de alta calidad.

 

En los argumentos orales presentados en marzo pasado, los magistrados Ruth Bader Ginsburg, Helena Kagan, Sonia Sotomayor y Stephen Breyer preguntaron a los abogados de Texas si la ley era necesaria desde el punto de vista médico, y si no era una carga innecesaria para las mujeres.

 

Tras la muerte del magistrado conservador Antonin Scalia en febrero pasado, la atención está centrada en el magistrado moderado Anthony Kennedy, quien podría convertirse en el fiel de balanza que determine si la ley permanece o es rechazada.

 

Expertos legales anticipan que si la Suprema Corte falla en contra de la ley, la decisión haría que otros estados reconsideraran proyectos similares, mientras que una decisión dividida la dejaría en pie y favorecería la tendencia conservadora en estados gobernados por los republicanos.

Comparte la nota

Publica un comentario