IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Agencias. Abdelhamid Abaaoud, de 28 años de edad, “formalmente identificado”.

Teléfono celular condujo hasta autor de atentados en París

19 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Los investigadores franceses ubicaron al presunto autor intelectual de las matanzas de la semana pasada en París mediante un aviso alarmante: el extremista islámico no se encontraba en Siria sino en Europa, donde preparaba más atentados.

Un teléfono celular desechado que encontraron en las cercanías de la sala de conciertos ensangrentada los condujo hasta la prima de ese individuo, y después a un apartamento en un suburbio de París donde ambos murieron entre una lluvia de balas y explosiones.

A medida que se intensificaba el jueves la búsqueda de un fugitivo relacionado con la matanza, salían a la luz detalles de la operación de inteligencia que permitió a las autoridades actuar contra Abdelhamid Abaaud, el belga de origen marroquí que según los investigadores orquestó los ataques en París y cuatro planes similares que las fuerzas de seguridad frustraron previamente este año.

La versión difundida por las autoridades francesas suscitó dudas sobre cómo un extremista al que se buscaba y que presuntamente participó en múltiples planes de ataques ingresó en Europa sin que lo detectara nadie.

Los investigadores identificaron de inmediato a Abaaud como el orquestador de los ataques que dejaron numerosos muertos en París, aunque habían creído que él había coordinado los atentados contra un estadio de fútbol, cafeterías y un concierto de rock desde algún campo de combate en Siria.

“Causó gran sorpresa la llegada de ese dato de inteligencia”, dijo un funcionario policial que solicitó el anonimato para hacer declaraciones a la prensa sobre información delicada. “Hubo muchas personas que no la consideraron con seriedad, pero fue confirmada efectivamente”.

Al final resultó que Abaaud estaba no sólo en Europa, sino frente a las narices de los investigadores franceses, a 15 minutos a pie del Stade de France, donde tres atacantes suicidas se hicieron volar con explosivos durante los atentados del 13 de noviembre que dejaron 129 personas muertas y centenares heridas.

“Tenemos fuertes razones para creer que esta célula estaba a punto de cometer atentados terroristas de gran escala en Francia“, dijo el jueves el primer ministro Manuel Valls, en declaraciones a la emisora pública France 2.

El fiscal de París, Francois Molins, dijo que Abaaud fue ubicado en el apartamento en Saint-Denis mediante escuchas telefónicas y espionaje.

Dos funcionarios policiales interesados de la investigación en marcha dijeron a The Associated Press que un teléfono celular tirado en un bote de basura en el exterior de la sala de conciertos Bataclan —donde 89 personas perdieron la vida— fue un elemento crucial.

El aparato contenía un mensaje de texto enviado unos 20 minutos después de que comenzara la matanza y que decía: “Nos vamos, ha comenzado”.

El teléfono tenía información de contacto de la prima de Abaaud, Hasna Aitboulahcen, de 26 años, declaró uno de los funcionarios policiales que solicitó el anonimato porque los investigadores no han difundido ese contenido.

Ella y Abaaud murieron cuando equipos antiterroristas fuertemente armados ingresaron el miércoles en el apartamento en Saint-Denis, dijeron los fiscales.

Los últimos momentos de vida de ella se caracterizaron por un breve intercambio airado que tuvo con la policía antes de que al parecer detonara un chaleco con explosivos. Tras la explosión, partes de la espina dorsal y del cuerpo de la mujer cayeron sobre un vehículo de la policía y en la calle.

Una grabación de audio, cuya autenticidad confirmó un funcionario de la policía, captó el intercambio verbal. Mientras sonaban los disparos, se escucha a una agente que grita “¿dónde está tu novio?”

“¡No es mi novio!”, responde airada Aitboulahcen. Después se escucha una fuerte explosión, que según funcionarios policiales fue la bomba que ella activó en su chaleco.

Los fiscales dijeron el jueves que la revisión de una huella dactilar permitió verificar que otro cadáver destrozado que se encontraba en el interior del inmueble era el de Abaaud. El apartamento quedó seriamente dañado.

 

Comparte la nota

Publica un comentario