La Voz de Michoacan

Opinión

Diputados por Michoacán al Congreso Constituyente del 1917 (III)

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ RUIZ

Jul 30, 2017, 7:03

Compártenos

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ RUIZ

JOSÉ SILVA HERRERA. Diputado Constituyente por el 12º. Distrito Electoral.  Nació en la ciudad de Cotija de la Paz, Michoacán, en el año de 1875, habiendo hecho sus estudios primarios en su población natal. Continuó su formación preparatoria y profesional en el Colegio de San Nicolás de Hidalgo, habiendo demostrado, en sus estudios, ser un alumno de extraordinario talento.

 

Después de haberse titulado, ocupó puestos en la judicatura, siendo designado Juez de Primera Instancia en los distritos de Jiquilpan, Apatzingán y La Piedad de Cabadas.

Cuando la nación mexicana fue convocada para elegir Diputados al Congreso Constituyente, que se reunió en la ciudad de Querétaro, fue electo para representar el Distrito de Apatzingán;  pero antes, en el año de 1912, había sido también Diputado al Congreso de la Unión, en la famosa diputación llamada Maderista.

Terminada su gestión como Diputado Constituyente, volvió a ser nuevamente electo a la XXVIII Legislatura Federal.

Posteriormente se dedicó al ejercicio de su profesión, primeramente en Morelia y más tarde en la ciudad de México, donde falleció el 19 de abril de 1932.

La formación jurídica del señor licenciado y diputado José Silva Herrera le permitió tener una visión muy amplia de las ideas expuestas en el Congreso Constituyente; de ahí que sus participaciones fueran sumamente importantes y enriquecedoras para lograr la elaboración del documento que regiría la vida de la República Mexicana.

 

RAFAEL MÁRQUEZ. Diputado Constituyente por el 13er. Distrito Electoral. Representó a Michoacán en el Congreso Constituyente reunido en Querétaro en los años de 1916- 1917 al Distrito Electoral de Aguililla, Michoacán. Nació en Tepalcatepec, Michoacán, en el año de 1882, y allí hizo sus estudios primarios con bastante éxito, pues llegó a ser un joven muy dedicado al estudio, especialmente de temas históricos, lo que contribuyó a despertar en su espíritu un sentimiento de amor a la Patria y de respeto a sus héroes.

En el año de 1910 se encontraba dedicado a las labores del campo, que alternaba con los negocios comerciales. Al tener noticias de los levantamientos que ocurrían en toda nuestra República, encabezados en  la frontera norte de nuestro país, para sacudir la dictadura del presiente Porfirio Díaz, que tenía gobernando ya más de treinta años a nuestro país, Rafael Márquez se levantó en armas y en un lugar próximo a Parácuaro se unió a las fuerzas de José María Chávez        y juntos todos se incorporaron a Marcos Méndez, que fue el Jefe de la Revolución Maderista en el Estado de Michoacán.

Cuando aconteció el asesinato del presidente Madero y se levantó en armas don Venustiano Carranza con el Plan de Guadalupe, ese levantamiento fue secundado también en Michoacán por el Comandante de las fuerzas maderistas en Huetamo, José Rentería Luviano.

Para entonces Márquez se encontraba al lado de ese Jefe, y junto con las fuerzas que pasaron de Guerrero a Michoacán, encabezadas por el Gral. Gertrudis G. Sánchez, hicieron la campaña  en contra de la dictadura de Victoriano Huerta, hasta ver consumado el triunfo en agosto de 1914.

Ya con el grado de Coronel en las fuerzas que comandaba Rentería Luviano, se efectuaron las elecciones para diputados al Congreso Constituyente, los vecinos del Distrito Electoral de Aguililla lo eligieron si representante, habiendo asistido a  todas las sesiones de aquel histórico Congreso y firmado nuestra Constitución al terminar sus labores.

En el año de 1923 al ser sitiada la ciudad de Morelia por las fuerzas rebeldes “Delahuertistas”, el coronel Rafel Márquez fue uno de los defensores de la ciudad, habiéndole tocado colocarse con sus soldados al sur de Morelia, adelante del pueblo de Santa María.  Hubo un momento difícil: los rebeldes rodearon a Márquez  cuya gente había perecido; era inminente la caída de Márquez en manos de los seguidores de su antiguo jefe José Rentería Luviano, que perteneció a los rebeldes “delahuertistas”,  y antes de verse aprehendido e irremisiblemente fusilado, Márquez sacó su pistola y se dio un tiro en la cabeza; así terminó su vida aquel hombre valiente y fiel a sus principios en el mes de enero de 1923.

 

AMADEO BETANCOURT. Diputado Constituyente por el 14º. Distrito Electoral. Nació en Jiquilpan, Michoacán, en 1876. Sus padres fueron el licenciado Amadeo Betancourt y la señora Luisa Villaseñor de Betancourt. En su población natal hizo los estudios primarios, para continuar posteriormente en la Escuela Nacional Preparatoria y en la de Medicina de la Universidad Nacional, donde obtuvo su título de Médico Cirujano en 1905.

Se dedicó al ejercicio de su profesión y, en 1916, fue electo Diputado al Congreso Constituyente por su tierra natal, que era entonces el 14º Distrito Electoral de Michoacán. Volvió a representar el mismo Distrito en la Legislatura siguiente, la XXVII, en la que tuvo la honra de que fuera su suplente el entonces General y después Presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río.

Siguió ejerciendo su profesión hasta fines de 1943, año en el que fue llamado por el presidente Manuel Ávila Camacho para que se hiciera cargo de la Dirección de la Oficina de Higiene Industrial en el Departamento de Salubridad Pública, en donde, al mismo tiempo fue miembro del Consejo de Salubridad y de la Comisión Técnica de la Lucha contra la Tuberculosis.

También fue representante del Departamento de Salubridad en el VII Congreso Internacional de Accidentes y Enfermedades del Trabajo efectuado en Bélgica, en el que presentó un trabajo sobre la profilaxis de la Silicosis de México.

Fue durante varios años el Médico Higienista de la Industria Petrolera Mexicana. Falleció en la ciudad de México el 10 de mayo de 1953 y fue sepultado en el Panteón Civil (Lote de los Constituyentes).

 

FRANCISCO J. MÚGICA. Nació el 3 de septiembre de 1884, en Tingüindín, Michoacán. Sus padres fueron don Francisco Múgica Pérez y doña Agapita Velázquez.

Terminada su instrucción primaria en el lugar de su nacimiento, sus padres lo mandaron al seminario de Zamora; pero no sintiendo vocación por el estado eclesiástico, se dedicó a desempeñar empleos en el ramo rentístico.

Encontrándose como Administrador de Rentas de la población de Chavinda, estalló  la Revolución Maderista (20 de noviembre de 1910), y Múgica dejó su empleo y se trasladó a San Antonio, Texas, E. U. A., para ponerse a las órdenes de la Junta Revolucionaria.

Se incorporó a las Fuerzas del General Lucio Blanco, quien le confirió el grado de Capitán; acompañó a Madero en la Batalla de Casas Grandes.

Después de los Tratados de Paz entre los revolucionarios maderistas y el Gobierno porfirista, se le nombró Delegado de Paz en su Estado natal.

En 1912, el Gobierno del señor Madero le confirió una comisión en el Estado de Coahuila, cuyo  gobernador era don Venustiano Carranza; en esta comisión se encontraba, cuando aconteció la Decena Trágica; resultando asesinado el señor Madero, el licenciado Pino Suárez y algunas otras personas.

El Gobernador Carranza no reconoció al Gobierno del Presidente usurpador, Gral. Victoriano Huerta, y lanzó el “Plan de Guadalupe”, iniciándose la llamada Revolución Constitucionalista a la cual se unió Múgica, asistiendo a muchos combates, hasta obtener el grado de General-.

 

JESÚS ROMERO FLORS. Diputado Constituyente por La Piedad, Michoacán, cuya vida y obra es ampliamente conocida. Nació en la ciudad de La Piedad de Cabadas, el 28 de abril de 1985, donde hizo sus estudios primarios, pasando luego a la ciudad de Morelia para hacer estudios de enseñanza Preparatoria.

Presentó su examen Recepcional  como Maestro de Instrucción primaria el 7 de octubre del año de 1905, en el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo.

Al triunfo de la Revolución Constitucionalista, en agosto de 1914, el Gobernador de Michoacán, Gral. Gertrudis Sánchez, lo nombró Director de Instrucción Pública en el Estado de Michoacán.

Después de los Combates de Celaya, que tuvieron lugar en abril del año de 1915, ocupó el Gobierno de Michoacán el Gral. Alfredo Elizondo, quien nuevamente nombró a nuestro biografiado, Director de Educación Pública, habiendo fundado el 5 de mayo del citado año (1915), la Escuela Normal para Profesores de la ciudad de Morelia.

Además, fue Rector de la Universidad Michoacana en el año de 1943; Jefe del Departamento de Historia del Museo Nacional de Historia, Arqueología y Etnografía, durante diez años (1935-1945); Diputado Constituyente reunido en la ciudad de Querétaro en los años de 1916-1917; Diputado al Congreso del Estado de Michoacán en los años de 1922-1924; Diputado al Congreso de la Unión en el periodo comprendido entre los años 1924-1926, y Senador de la República en los años de 1964- 1970.

La Secretaria de Educación Pública, le otorgó la Medalla “Altamirano” por haber tenido más de treinta años al servicio de la Educación; el Gobierno de Michoacán le otorgó la Medalla Generalísimo Morelos, y el Senado de la República lo condecoró con la Presea “Belisario Domínguez” en el año de 1976.

Obtuvo el Premio en el Concurso de la Fiesta de Covadonga en el año de 1911, por su trabajo sobre “La vida de Don Vasco de Quiroga”.

En el año de 1956, la Secretaría de la Defensa Nacional le otorgó la Condecoración como Veterano de la Revolución; en el año de 1983, la Universidad Michoacana le otorgó el grado académico de Doctor Honoris Causa.

Formó parte de varias asociaciones científicas y literarias. Publicó más de setenta libros sobre historia y literatura.

Sirvió a la educación mexicana durante 53 años, habiendo recibido su jubilación en 1957.

Falleció en la ciudad de México, habiendo cumplido más de 100 años, aproximadamente en 1989.

286 Visitas