La Voz de Michoacan

Mantenimiento

DÓLAR Compra $18.08/ Venta $19.06

Jueves 21 de Marzo del 2019

Erik Áviles

Mexicanos Primero Michoacán, A.C.

Erik Áviles

Ene 04, 2019, 21:27

Compártenos

La Educación Michoacana ante La Visita de AMLO

Horacio Erik Avilés Martínez

Ya es del dominio público el padecimiento social por la crisis financiera educativa que embarga a nuestra entidad federativa. Si bien, es de reconocerse el incremento de más de mil trescientos millones de pesos para el sistema educativo estatal para el 2019, también es cierto que tiene como soporte financiero el hecho de que los michoacanos pagaremos más impuestos para sostenerlo.

El presupuesto, si bien se incrementó, ahora deberá de reflejarse el esfuerzo que realizará el pueblo michoacano por cumplir con los impuestos recientemente aprobados por el congreso local. La relación costo-beneficio en el presupuesto deberá reflejarse en los indicadores de logro educativo, de cobertura, de calidad o excelencia, esperando que haya universalidad, inclusión y equidad en el derecho a aprender de los michoacanos, quienes ante el incremento de las obligaciones tributarias pronto pedirán cuentas al respecto.

Más aún: no hay evidencias hasta el momento de que ya exista una medida de política pública integral que resuelva el problema económico por el que atraviesa la educación estatal, ni siquiera en el diseño de escritorio, mucho menos ya en etapa de validación.

La visita de AMLO a la entidad confirmó que el sistema de salud pública en su percepción es jerárquicamente más prioritario de atenderse que el sector educativo, por encontrarse más sumido en el abandono y en la corrupción. La comparación no debe asustarnos, por ser un país tan complejo, pero sí deja con un palmo de narices a varios grupos de interés que encunados en el sector magisterial deseaban aprovechar la visita presidencial para visibilizar sus causas y obtener respaldo desde Palacio Nacional.

Particularmente, quedaron como pendientes para otra ocasión algunos temas educativos que tendrán impacto en lo local en la medida en la que se les respalde a fondo. Sin embargo, Michoacán ya debe dejar de ser la entidad a la que le prometen que le va a ir muy bien con decisiones presidenciales, pero nunca le cumplen.

Por ejemplo, dentro del programa de desconcentración urbana de oficinas aglutinadas en torno a la Ciudad de México hacia la provincia, destaca el hecho que el sistema de Universidades “Benito Juárez” ha sido radicado en Pátzcuaro, Michoacán, específicamente en el CREFAL. Por ende, queda pendiente el diseño de las medidas de impulso a la educación superior tales que impacten más favorablemente a la entidad federativa que será sede.

Cuando el Gral. Lázaro Cárdenas Del Río impulsó la construcción del CREFAL en el municipio lacustre, lo hizo con una visión educadora latinoamericana y a la vez con ánimos de impulsar el desarrollo local que no ha recibido suficiente seguimiento ni impulso. Esperemos se den las condiciones para que por fin se reivindique su identidad fundante y deje su posición de enclave inserto en territorio michoacano, derramando a cuentagotas sus buenos oficios y resultados alrededor suyo, como lamentablemente ha sucedido.

Paralelamente, quedó pendiente conocer a detalle el impulso que reciba en la entidad el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, que requerirá ser extraordinario en una entidad federativa en donde, de acuerdo con datos oficiales, residen más de 300 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan, por lo que su imbricación estrecha con la promoción de cursar educación superior será una clave del éxito del programa.

Para una mejor ocasión quedó la emisión de una respuesta oficial a la muy visibilizada intención del Gobierno del Estado de lograr la federalización de la nómina magisterial y con ello, promover un gran rescate financiero para la educación estatal. Si bien no se han revelado mayores detalles al respecto, el encuentro entre el Gobernador de Michoacán y el Presidente de México habrá servido para la educación michoacana siempre y cuando haya habido acuerdos que reciban seguimiento. El debate sin duda será en el terreno presupuestal.

Al respecto, es de entenderse que haya planteamientos de rechazo a la radicación de recursos en el orden estatal, cuando puede entregarse directamente el apoyo a los beneficiarios. Paralelamente, gravitan las denuncias sobre corrupción e impunidad, en torno al desvío de recursos mediante la denominada “licuadora”, ya que tienen una fuerte dosis de realidad de la cual no resulta fácil zafar al gobierno del estado, por los antecedentes de prácticamente todo este siglo al respecto. Cada año se dan a conocer hallazgos y observaciones en la materia por parte de las instancias de fiscalización, en donde el Gobierno de Michoacán históricamente no ha salido bien librado. Pero, por otra parte, la situación económica de la educación michoacana requiere intervención federal inaplazablemente.

Mucho más allá de que una visita presidencial derrame beneficios inmediatos en el sector educativo, esperemos que se haya avanzado en la coordinación entre órdenes de gobierno para que se logre una pronta y armoniosa conciliación, con beneficios para Michoacán en materia de austeridad, transparencia y rendición de cuentas, pero, sobre todo, que robustezca el derecho a aprender de los michoacanos.

 

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Opinión Anterior

Educación: Por la verdad histórica
Erik Áviles

La Educación Michoacana ante La Visita de AMLO Horacio Erik Avilés Martínez Ya es del dominio público el padecimiento social por la crisis financiera educativa que embarga a nuestra...