La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $19.96/ Venta $20.29

Morelia   7 °C

Imagen No disponible

Martes 20 de Noviembre del 2018

Opinión

Jorge A. Amaral

En las pasadas elecciones del 1 de julio sucedieron cosas que podrían parecer extrañas pero que ya venían configurándose, como la arrasadora popularidad de Andrés Manuel López Obrador, el hartazgo de muchos mexicanos hacia el PRI, las fracturas internas que en el PAN provocó Ricardo Anaya con su empeño de ser candidato y la pérdida de valores y principios en el PRD, que los llevaron a traicionar todo aquello por lo que se constituyó como partido, con la fe en que juntándose con los panistas la gente los vería distinto.

Mientras tanto no sabemos quién le estorbó a quién, si el PAN al PRD o viceversa, lo que sí es un hecho es que el PRD mantuvo su registro gracias a la alianza con el PAN, y por eso se entiende el malestar de los panistas que se quejan de los mediocres resultados del PRD en lo particular y de la alianza en lo general. y es que muchos perredistas se fueron a Morena, pero otros se quedaron en el partido y desde ahí apoyaron el proyecto obradorista, y por ello es que el Sol Azteca ya tiene la lista negra de perredistas traidores o tibios, como se quiera poner.

Curioso resultó que el líder del PRD en Morelia, Javier Maldonado, hablara durante esta semana de esa lista negra, de que incluso se promovían ya las sanciones a quienes no se comprometieron con la meta electoral. Incluso, al haber en esa lista funcionarios estatales que no usaron sus puestos para apoyar al PRD, el líder municipal habla de pasársela al gobernador, “como primer perredista del estado”, para que él tome las medidaspertinentes.

Lo gracioso de esto es que durante las campañas, el titular del Ejecutivo mostró su simpatía por José Antonio Meade. Cierto, no llamó al voto, no promovió al priista, pero sí dijo que para él esa era la mejor opción en la presidencial. Es verdad lo que dice el lúcido líder estatal del Sol Azteca, el elocuente Martín García, que fue una postura personal, pero es, como dijo Javier Maldonado, el primer perredista del estado, líder de una corriente partidista, gobernador, y su hermano contendía por una senaduría, así que esa lista de la que habló Maldonado, en todo caso y atendiendo al principio de que el buen juez por su casa empieza, debería encabezarla el gobernador.

 

‘Es tiempo, amada gente, de largarnos’

 

Recordé el último verso de la “Suite doméstica” del poeta Hugo Gutiérrez Vega por el aún actual Ayuntamiento de Morelia. Creo que la ciudad nunca estuvo tan olvidada como en este mes: con una huelga en el OOAPAS que ya vimos que se le quedará a Raúl Morón, la seguridad está relajada, las calles siguen hechas un auténtico asco que hasta parece que cayó una lluvia de meteoritos, con la reputación de la Policía en entredicho por el historial de abusos, los transportistas haciendo parada donde les da la gana, el alumbrado público fallando por toda la ciudad.

En fin, la ciudad está de tal manera que pareciera que ya no hay autoridades municipales, pareciera que nada más perdió las elecciones, y el alcalde moreliano nos mandó al carajo, como una suerte de desquite por no haberlo reelegido.

Y no sólo es apreciación mía, en días pasados el mismo obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina, le ponía un 7 de calificación a la actual administración, y podemos incluso salir a la calle, hacer un sondeo, y darnos cuenta de que la ciudadanía siente que se le quedó a deber en diferentes rubros.

El caso es que el Ayuntamiento está tan en sus laureles, que hubiera estado bien que Raúl Morón tomara posesión desde el 1 de agosto para que Alfonso y su personal se fueran a descansar, de cualquier manera ya están en la hamaca. Es cuánto.

 

Para escuchar el fin de semana: vértigo balcánico

 

La banda más “funky” de los Balcanes es, sin duda alguna y como ellos mismos lo asumen, FanfareCiocărlia, y por ello es que esta semana recomiendo su disco “20”, el noveno de estos rumanos.

Con este disco doble, la banda liderada por el extraordinario trompetista Costica Trifan da cuenda de 20 años de carrera comercial desde “Radio Pascani”, que fue su primer álbum.

No importa si usted es gitano o payo, FanfareCiocărlia le va a encantar por la excelente calidad de sus músicos, sus vertiginosas interpretaciones, el poderío que manifiestan en cada tema, y en “20” podrá darse una idea de lo que esta banda ha sido para la música balcánica al llevarla a todo el mundo.

La idea del álbum fue que, en vista de que sus últimos discos salían también en formato de vinil, el público hipster buscaba en ese mismo formato sus primeros materiales, pero como ellos, a pesar de ser músicos de toda la vida, comenzaron a grabar en la época del disco compacto (1996), Alphalt Tango Records, su disquera, decidió compilar sus mejores temas y lanzarlos en un álbum doble de vinil para satisfacer esa demanda.

Además de los temas de corte tradicional que los han hecho famosos, como  “SirbaMoldovenească”, hay interpretaciones “Summertime” (excelsa interpretación en vivo) o “James Bond theme”, que dan cuenta de su versatilidad.

En “20” encontramos 26 temas en los queFanfareCiocărlia hace honor a su nombre, pues en rumano significa “quien suena como alondra”. En fin, música para acompañar con una cerveza y a bailar se ha dicho. Salud.

383 Visitas

Opinión Anterior

Confianza
Opinión

Jorge A. Amaral En las pasadas elecciones del 1 de julio sucedieron cosas que podrían parecer extrañas pero que ya venían configurándose, como la arrasadora popularidad de Andrés Manuel...

ÚLTIMA HORA