La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $18.40/ Venta $19.20

Morelia   13 °C

Martes 25 de Septiembre del 2018

Luis Sigfrido Gómez Campos

Opinión 2-01-01

Tenso clima electoral

Luis Sigfrido Gómez Campos

Jun 25, 2018, 9:50

Compártenos

Estamos a escasos siete días de que se lleven a cabo las elecciones y lamentablemente en Michoacán han sido asesinados en los últimos días tres candidatos y se haperpetrado un atentado en contra de otro, en el que afortunadamente resultó ileso.

En el último de los casos, el del jueves 21 de junio, asesinaron al candidato a la presidencia municipal de Ocampo por el Partido de la Revolución Democrática PRD,Fernando Ángeles Juárez, en un hotel de la población.

El sábado 23, cuando la policía estatal intentó llevar a cabo el traslado del Director de la policía municipaldel municipio de Ocampo, Oscar González, para efectos de realizar una investigación y descartar cualquier sospecha de participación en los hechos, según información preliminar difundida a través de algunos medios y de las redes sociales, la policía municipal, apoyada por algunos pobladores y el propio presidente municipalen funciones, impidieron por medio de la violencia que se realizara dicho traslado para efectos de investigación. Al parecer, la prudencia de los miembros de la policía estatal evitó un conflicto de consecuencias funestas, porque se dijo que los elementos de la corporación municipal llegaron al grado de cortar cartucho.

Estando apenas a una semana para la realización de las elecciones resulta sumamente grave que las corporaciones policiacas exhiban falta de coordinación. Ya en sí resulta escandaloso que en el término de diez días hayan asesinado a tres candidatos y otro haya sufrido un atentado. Para evitar todo tipo de suspicacia respecto a su actuación, los directivos de la policía municipal de Ocampo debieron haberse puesto voluntariamente a disposición de las autoridades competentes. A fin de cuentas, con el nuevo sistema de justicia penal, si no está probada plenamente suresponsabilidad jurídica en la comisión de un iícito, resulta relativamente fácil obtener su libertad.

Pero este tipo de hechos no están ocurriendo sólo en Michoacán. En un recuento nacional en estas elecciones 2018, hasta el 4 de junio, pasado habían sido asesinadas 110 personas dedicadas a la política, entre precandidatos, candidatos y políticos. Este es un grave problema que tendrá que enfrentar con decisión e inteligencia el próximopresidente de México. No sólo el asesinato de los políticos sino el alto índice de criminalidad en todas sus modalidades. De hecho, el planteamiento más racional, en términos de seguridad para los mexicanos, es lo que definiráa fin de cuentas el voto de los indecisos.

Sin seguridad no hay nada. La violencia aleja la inversión, inhibe la creatividad y la iniciativa. ¿De que sirve que alguien invierta su capital en un negocio si más allá del pago de los impuestos se tiene que pagar “derecho de piso o seguridad”? La justificación de la existencia del Estado, en gran medida, se debe a la seguridad que se nos garantiza en todas las acciones que emprendemos todos los días. Al menos esa es la justificación del Estado liberal.

Después del primero de julio debe haber un clima de reconciliación de todas las fuerzas políticas en torno de quien gane. Así sea un voto de diferencia, los candidatos perdedores deberán reconocer y respaldar el triunfo del ganador. No es posible que vivamos en eterna pugna. Se requiere que el nuevo gobierno sea reconocido y respaldado por todos para poder enfrentar los graves retos como el de la inseguridad. Urge un gobierno fuerte que pueda enfrentar esta crisis de violencia que parece no tener fin.

Todos los agravios y enconos generados al calor de las campañas deben quedar atrás después del primero de julio. No podemos anclarnos en el rencor. Los intereses de la patria son primero y la patria nos exige, hoy por hoy, que antepongamos todo interés personal y partidista en aras del bien colectivo: la nación mexicana.

No es un parido de futbol el que debe convocarnos a la unidad nacional. El triunfo de nuestro equipo, representante simbólico de nuestros colores patrios, puede convertirse en un elemento más de nuestro ego nacional, pero no puede ni debe sustituir nuestros intereses, valores y aspiraciones.Nosotros, la nación mexicana, tenemos un pasado común que nos identifica: una historia gloriosa; tenemos un presente lleno de conflictos que a veces nos agobia y atemoriza; pero también tenemos un proyecto de futurogrande para las nuevas generaciones que requieren de nuestra madurez cívica y el cumplimiento responsable de nuestras obligaciones democráticas.

El pasado viernes Lorenzo Córdova Vianello, presidente del Instituto Nacional Electoral INE, aseguró en rueda de prensa que los mexicanos no tenemos nada de que preocuparnos, en términos de seguridad el próximo primero de julio, que todas las instituciones del país estarán atentas para que el desarrollo de la jornada electoral se realice de manera pacífica.

Pese al tenso clima electoral por el que estamos  pasando, todos los mexicanos debemos contribuir a que este objetivo se cumpla cabalmente, porque a fin de cuentas es nuestra responsabilidad preservar y mejorar esta democracia que hoy tenemos. Cumplamos cada quien con la parte de responsabilidad que la ley nos asigna este próximo domingo primero de julio por el bien de México.

[email protected]

687 Visitas

Opinión Anterior

En bancarrota
Luis Sigfrido Gómez Campos

Estamos a escasos siete días de que se lleven a cabo las elecciones y lamentablemente en Michoacán han sido asesinados en los últimos días tres candidatos y se haperpetrado...