IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Notimex. Por ello, vale la pena además impulsar acciones como la suspensión del tabaco, dejar el sedentarismo y ser activos físicamente con 30 a 45 minutos de ejercicio de tipo aeróbico, como caminar, trote, natación y bicicleta.

Alimentos fritos generan problemas cardiovasculares

28 de septiembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Mérida, Mich.- La práctica cotidiana de consumir alimentos fritos, con alto contenido de azúcares simples, con poca fibra y mucha sal, ha generado que las enfermedades cardiovasculares se conviertan en la primera causa de muerte en el mundo.

El ex presidente nacional de la Asociación Mexicana para la Prevención de la Aterosclerosis y sus Complicaciones (Ampac), Rubén Omar Yza Villanueva, destacó que existe preocupación debido a que personas cada vez más jóvenes -entre 35 y 40 años- han empezado a ser víctimas de padecimientos cardiovasculares.

En entrevista con Notimex, el cardiólogo recordó que esos padecimientos representan la primera causa de muerte a nivel mundial, “más de 18 millones de personas fallecen cada año por esas causas, hablamos del 30 por ciento del total de muertes a nivel mundial”.

En el marco del día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre, citó la importancia del aspecto preventivo vinculado a los síndromes coronarios agudos conocidos como infartos del corazón o infartos al miocardios y la enfermedad vascular cerebral.

Yza Villanueva reiteró su preocupación ante la causas que llevan a estos padecimientos, pues son “hoy por hoy resultante de un mundo en donde todo se consume frito y con alto contenido de azúcares simples que contienen los alimentos”.

Además, alimentos de poca fibra y gran cantidad de sal, como los productos industrializados, de alguna manera ha contribuido a que las enfermedades cardiovasculares prevalezcan como la primera causa de muerte en el mundo.

Comentó que hay que tener en cuenta que infartos del corazón o infartos al miocardios y vascular cerebral, son enfermedades que tienen gran repercusión en aspectos económicos y es una carga muy fuerte para los países, en especial porque ya se presentan en edades productivas.

Por ello, vale la pena además impulsar acciones como la suspensión del tabaco, dejar el sedentarismo y ser activos físicamente con 30 a 45 minutos de ejercicio de tipo aeróbico, como caminar, trote, natación y bicicleta.

El caso mexicano no es ajeno a la problemática mundial: “si nosotros revisamos las estadísticas en México, prácticamente ponen como la primera causa de muerte a la diabetes, sin embargo, más de la mitad de ellos fallecen a consecuencias de problemas vasculares.

De tal manera, añadió, si nosotros sumamos este grupo de pacientes: los que mueren por enfermedades isquémicas del corazón, como son los infartos, cerebral vascular y las hipertensivas, estas representan la primera y más importante causa de muerte en México.

Tenemos, dijo, alrededor de 300 pacientes que mueren diario por enfermedades cardiovasculares, pese a que nosotros “podemos considerar que a lo largo de dos décadas se ha trabajado de manera intensa en lo que es información y detecciones oportunas de los factores de riesgo”.

Hoy por hoy, advirtió, personas entre 30 y 40 años están teniendo un estilo de vida acelerado, duermen poco, consumen mucho alcohol, fuman bastante y hacen poco ejercicio y todo esto aunado a una alimentación alta en grasas y en azucares simples.

Además, consumen muchos productos industrializados que contienen una alta y gran cantidad de sodio, lo que genera que sufran cada vez más jóvenes este tipo de padecimientos.

“Pese al esfuerzo de ofrecer información, detecciones oportunas a población abierta, congresos, reuniones de alguna manera estamos lejos de abatir lo que establece como un plan las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud de disminuir en 25 por ciento las enfermedades cardiovasculares para 2025”, reconoció.

“Desafortunadamente esas expectativas están lejos de cumplirse porque a pesar de que ha habido mucha información y los pacientes, así como la población en general ha tenido oportunidad de saber cómo anda de su presión arterial, niveles de azúcar, colesterol, triglicéridos, del riesgo cardiovascular” rechazan cambiar su estilo de vida.

Comentó que otro ejemplo estadístico de estas enfermedades se compara a la mortalidad del cáncer, “específicamente el de mama en el caso de las mujeres: por cada 30 mujeres que mueren del corazón en México, sólo una muerte es por cáncer de mama”.

Esto, expuso, nos invita a reflexionar si la prevención en este grupo de pacientes es mucho mayor en el caso del cáncer de mama pero le hacen poco caso a la presión alta, a los triglicéridos, al sobrepeso.

“Parece que es más fácil hacerse una mamografía y un ultrasonido para ver si tienen algún problema y es mucho más difícil cambiar el estilo de vida porque tienen que modificar su alimentación, hacer ejercicio y suprimir ciertos alimentos muy arraigados a la cultura gastronómica de nuestros país”, apuntó.

“Si los alimentos se prepararan de una manera más saludables, es decir, evitar freír los alimentos, empanizar los alimentos, evitar el capeado, todo eso puede tener un impacto negativo.

Agregó que llegó el momento de que la población busque opciones más saludables, que sean menos productos embotellados, enlatados, empaquetados y optar por productos que tienen un proceso de fabricación, mucho más sencilla y rudimentaria sin conservadores.

“El punto más importante va a ser que el Día Mundial del Corazón, sea una oportunidad para reflexionar sobre la necesidad de realizar un verdadero cambio que repercuta decisivamente en la expectativa y calidad de vida de la población”, finalizó.

Comparte la nota

Publica un comentario