IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. Su consumo es capaz de acelerar la enfermedad renal, inclusive hasta una fase terminal, asegura especialista.

Embutidos aceleran el daño a funciones renales

16 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Los alimentos procesados de manera industrial, como los embutidos, contienen nitrógeno, sustancia química que acelera el daño en las funciones renales, dijo el especialista Ramón Iván de Dios Pérez.

El jefe del Servicio de Urgencias del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco resaltó que por ello los pacientes renales crónicos deben evitar los embutidos.

Dio a conocer que la falla renal tiene diversas causas, entre ellas las genéticas (herencia) y las morfológicas (por ejemplo un crecimiento inadecuado de los riñones en la infancia), pero quienes tienen patologías metabólicas como sobrepeso y obesidad y diabetes también suelen desarrollarla.

El médico añadió que en todos los casos y a fin de no agravar la salud se recomienda evitar los embutidos comerciales.

“Dentro del organismo, el nitrógeno, componente de dichos productos, se convierte en urea, la cual normalmente es eliminada por los riñones, pero cuando se empieza a acumular daña también otros órganos, como la piel, el hígado, el corazón”, aseguró.

De Dios Pérez reiteró que su consumo es capaz de acelerar la enfermedad renal, inclusive hasta una fase terminal.

Los síntomas de la acumulación de urea en el cuerpo son dolor gástrico (gastritis urémica), sensación de debilidad y cansancio, comezón en la piel, alteración del estado mental, demencia o delirio intermitentes, falta de ánimo y somnolencia, por lo que es preciso buscar atención médica urgente.

“No es que estos productos causen la enfermedad, pero sí es cierto que pueden condicionar e incluso acelerar el daño renal de manera tremenda”, estableció.

“En el hospital de Especialidades estamos trasplantando riñones prácticamente todos los días y uno puede pensar que esta es la solución, pero las cifras son un reflejo de la cantidad de enfermos que tenemos en condiciones que pudieron prevenirse”, lamentó.

En este sentido, destacó que cuando el paciente requiere un trasplante de riñón, generalmente lo obtiene de un familiar, ya que aún falta conciencia social en México respecto a la cultura de la donación de órgano una vez que se determina la muerte encefálica.

De esta forma, consideró vital mantener buenos hábitos a lo largo de la vida, además de seguir indicaciones médicas, es la mejor manera de evitar daño renal.

Comparte la nota

Publica un comentario