IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: El Universal. Este domingo, pobladores y familiares sepultaron los cuerpos en el panteón ejidal de San Luis, con música de banda y de mariachis.

Pobladores sepultan a alcalde de Jilotzingo

24 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Jilotzingo, México.- Entre la zona boscosa de la localidad de San Luis Ayucan, más de 2 mil pobladores despidieron al alcalde Juan Antonio Mayen Saucedo, quien gobernó solo 113 días este municipio, bajo las siglas del PAN.

“Toño”, como los llamaban los vecinos de San Luis Ayucan, y dos de sus colaboradores y escoltas fueron acribillados en Santa María Mazatla el viernes 22 de abril, al ser emboscados en el kilómetro 61 de la carretera Naucalpan-Ixtlahuaca.

Este domingo, pobladores y familiares sepultaron los cuerpos en el panteón ejidal de San Luis, con música de banda y de mariachis.

La muerte del presidente municipal “es un lamentable reflejo de la inseguridad que prevalece en Jilotzingo”, señaló un abogado durante el velatorio que se desarrolló en el centro de la zona ejidal de San Luis, antes de sepultarlo en el panteón comunitario.

El alcalde pidió la presencia de las fuerzas armadas federales desde el mes de marzo, cuando grupos delictivos presionaron al gobierno local, afirmó Carlos Cuauhtémoc Velázquez Amador, secretario general del PAN en el Estado de México.

El funcionario panista aseveró que es “irresponsable” la declaración que hizo la Procuraduría General de Justicia mexiquense en la que se afirma que la ejecución tuvo que ver con la presunta relación del presidente municipal con grupos delictivos, pues hasta hoy no hay pruebas de ello.

“Este es el homicidio de un alcalde y como tal, el PAN exige una investigación seria e inmediata”, así como seguridad para los presidentes municipales panistas, que han recibido fuertes amenazas, señaló el secretario general del PAN en el Edomex.

“Él ya estaba amenazado, tenía semanas que la policía lo custodiaba, pero se descuidó y lo emboscaron”, señaló una de sus vecinas.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, en el que participaron más de 100 elementos de la policía estatal y del grupo especial de Fuerzas de Acción y Reacción, se llevó a cabo la procesión fúnebre con pobladores que se relevaron en cargar los ataúdes de madera del alcalde y de uno de sus colaboradores, por la carretera Naucalpan-Ixtlahuaca.

Comparte la nota

Publica un comentario