IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Twitter. Norberto Rivera Carrera, cardenal.

Uso regulado de marihuana es legalizar problemas: Rivera

11 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

México.- Detrás del uso regulado de la marihuana, que bien utilizada puede tener consecuencias benéficas, “se esconde un drama humano y una problemática social que no podemos ignorar.

“Más aún, podríamos decir que es un tema emblemático, de algo mucho más profundo que tiene que ver con muchas otras formas de autodestrucción propiciada por criterios vacíos que comercializan con la muerte”, afirmó el cardenal Norberto Rivera Carrera.

“Lo peor que nos puede pasar es que ante los problemas que no podemos solucionar tomemos el camino de legalizar los problemas, condenando con ello a los jóvenes”, resaltó el ministro religioso durante el Foro sobre la Marihuana, en el que participaron expertos como María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.

En el acto realizado en la Universidad Pontificia de México, Rivera Carrera, expuso: “No estamos aquí para expresar una condenación genérica y sin matices sobre una problemática humana ampliamente extendida. Sino para encontrar los aspectos positivos de la naturaleza que manejados por la ciencia, con conciencia, tienen siempre una aplicación en nuestro beneficio.

“No así cuando la falta de discernimiento, nos lleva a consecuencias a todas luces negativas, por lo que debemos hablar con toda claridad y sin ambigüedades”, insistió.

Rivera, quien es el encargado de la Arquidiócesis Primada de México, dijo que La Iglesia católica tiene su propia responsabilidad en la sociedad a partir de su misión de comunicar y vivir el evangelio de Jesucristo como la más alta propuesta de ideales para la realización de cada persona, basada en el respeto al ser humano y su dignidad inherente a su naturaleza trascendente.

“Pero también la sociedad civil y especialmente los responsables de gobierno y del desarrollo de las políticas públicas, que no pueden diseñarse en la medida de las peticiones individuales y egoístas, sino en la dimensión exigente del bien común y de la promoción de la dignidad humana”.

Aquí está el punto de referencia para las decisiones éticas y morales que toda política exige, consideró el
purpurado, quien recordó lo dicho por el Papa Francisco en su reciente visita a México, respecto a no minusvalorar el desafío ético y anti cívico que el narcotráfico representa para la juventud y para la entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia.

Comparte la nota

Publica un comentario