Foto: Enrique Castro. Don Agustín Chávez López donará los muebles con los que oficiará el papa Francisco, la misa en el Estadio Venustiano Carranza.

Altar para el papa, con sello patzcuarense

23 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Este carpintero dice que tiene la mejor profesión del mundo, quizá, porque de acuerdo al dogma católico, fue San José, padre adoptivo de Jesús, quien le inculcó a su vástago este oficio, así describe su satisfacción Don Agustín Chávez López, quien cumplió 29 años con su maderería, quien actualmente es uno de los más prestigiados empresarios de Pátzcuaro, y quien donará los muebles con  los que oficiará el papa Francisco, la misa en el Estadio Venustiano Carranza.

“Este es el oficio más hermoso del mundo”, dice el patrocinador del altar (la mesa principal, el ambón (el pódium), y el atril, realizados con cedro rojo, una de las maderas más finas de origen tropical, que en las manos de los ebanistas y artesanos originarios de la zona lacustre han tomado vida propia, y que serán, luego de la visita del papa, testigos mudos de la unción del Jerarca, admirado por muchos por su sobriedad, rectitud y actitud misericordiosa.

Quizá se conviertan en piezas de un museo, el nuevo que quiere abrir el actual alcalde de esa demarcación, quizá se queden en el Santuario de la Virgen de Guadalupe, en la población ribereña, quizá retornen a manos del creador de estas obras de arte, dignas de una hazaña que ha superado los dos meses de pago de sueldos, de dedicar sus primicias al Señor Todopoderoso.

“Todo eso es un misterio, en un principio el señor cura, me decía, te imaginas que en mi iglesia va a estar el sillón que utilizó el papa, yo inocentemente se los pedía de regreso, se rio de mi y me dijo que se los regalara, pero es probable que al papa le interese llevárselos y pues son de él”.

Explicó que la madera llegó virgen, ha sido todo un proceso transformarla, desde cortarla, labrarla, armarla, finalmente será tapizada de blanco, “como la pureza del papa”, dijo. El producto ya está en la recta final, ahorita parece esperar su alma, sin embargo, “ya va a tener un significado especial luego de usarlo, yo entrego el mueble y lo que suceda, ya no queda en mis manos”.

Para más información consulte la edición impresa de este 23 de enero

Comparte la nota

Publica un comentario