Foto: Juan Carlos Salinas. A los alrededores el ambulantaje intenta sacar ventaja ofertando banderas.

Hay espacios vacíos en la ruta del papa

16 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

A unos minutos de que el papa Francisco transité por Camelinas, para posteriormente conducirse en el papamóvil por el Acueducto con dirección al Estadio Venustiano Carranza, los espacios vacíos son más que notorios, por lo para muchos, “la desvelada no valió la pena”.

“Tenemos aquí desde las nueve de la noche de ayer y mire… mejor me hubiera venido hasta hoy”, comentó la señora Guadalupe, quien a sus 60 años pasó la noche en una silla y con tan sólo el cobijo de una frazada.

Para amenizar la espera y el frío de madrugada, la señor Raúl Gutiérrez comentó que se “se vino preparado” con café y alimentos, para “aguantar” en su afán de ver a unos metros al Sumo Pontífice abordo del papamóvil que transitará en su recorrido a una velocidad de siete kilómetros por hora.

A los alrededores el ambulantaje intenta sacar ventaja ofertando banderas, gorras y pulseras que conllevan mensajes alusivos al histórico evento religioso que se llevará a cabo en territorio michoacano de manera inédita.

Los vendedores vienen de diferentes partes, pues las fronteras con Jalisco y el Estado de México no les impidieron venir para competir con el ambulantaje local.

Los productos ofertados entre playeras van desde los 10 hasta los 100 pesos. Sin embargo, el precio no importa para los feligreses, pues quieren adquirir un souvenir de la visita del papa.

“A ver si me la bendice”, dijo de manera ingenua la señora Fernanda Ortiz, al sostener su playera con firmeza mientras espera el paso del papa argentino frente a las Tarascas, ese emblemático monumento de la ciudad que está ubicado en la ruta de Jorge Mario Bergoglio.

Entre el frío y la espera, los michoacanos y visitantes de estados vecinos esperan a que el máximo representante de la religión católica transite por el lugar que apartaron desde hace varias horas. En tanto, el papa Francisco arribó hace unos minutos al aeropuerto de Morelia para dirigirse al Estadio Venustiano Carranza para sostener una reunión eucarística con religiosos y consagrados.

Comparte la nota

Publica un comentario