Foto: Tomada de transmisión. El papa Francisco llamó a que no se caiga en una de las armas del demonio "la resignación".

Papa pide a sacerdotes no resignarse ante la violencia y corrupción

16 de febrero, 2016

Paola Franco/La Voz de Michoacán

El papa Francisco advirtió que no se quiere “ser funcionarios de los divinos. No somos ni queremos ser empleados de la empresa de Dios, porque somos invitados a participar de su vida, a introducirnos en su corazón, que reza y vive diciendo padre nuestro”.

En el Estadio Venustiano Carranza, el papa Francisco llamó a que no se caiga en una de las armas del demonio “la resignación”, para no caer a las tentaciones que nos pueden acediar de ambientes dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas y el trago indiferente hacia las precariedades.

Lamentó que esto se haya convertido en un escenario inamovible. “No nos dejes caer en la tentación”, planteó Su Santidad, ante religiosos, consagrados y seminaristas.

En climas donde impera la violencia y la corrupción, los sacerdotes no pueden caer en la tentación, dijo el papa Francisco, quien también reconoció la valentía de Tata Vasco al plantear una propuesta ante la “injusta realidad” en la que estaban los indígenas.

“Padre nuestro no nos dejes caer en la tentación de la pérdida de la memoria”, insistió el sumo pontífice.

Comparte la nota

Publica un comentario