IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Cómo actuar ante un secuestro virtual

16 de junio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El secuestro virtual es una forma de secuestro de tipo extorsivo. Se inicia con la llamada de un delincuente a una víctima elegida al azar para informar sobre el supuesto secuestro de un familiar y exigiendo el pago de un rescate en una cuenta bancaria abierta al efecto, o la compra de cierta cantidad de tarjetas de teléfono celular, bajo amenaza de matar al rehén si alguien llama a la Policía.
Extorsión telefónica y fraude telefónico

La extorsión telefónica consiste en amenazar con secuestrar o dañar a algún pariente si no se deposita cierta cantidad de dinero en una cuenta de banco que por lo general es abierta únicamente para la transacción y es cancelada tan pronto se haya concluido la misma, el extorsionador puede fingir ser miembro de alguna corporación policíaca o grupo delictivo.

El fraude telefónico es aquel en el que notifica al “ganador” que ha sido acreedor a algún tipo de premio, otorgado por alguna “empresa” (generalmente crediticia o de teléfonos celulares), y que para poder reclamar el premio, el “ganador” debe comprar tarjetas de celular y darle los números de las mismas al que nos está llamando
Modus operandi:
Los delincuentes consiguen un paquete de teléfonos celulares y una buena cantidad de chips para efectuar las llamadas. Estos chips van siendo intercambiados entre los aparatos, lo que dificulta que las llamadas sean rastreadas.

El hombre que hace las llamadas está en constante movimiento para no ser detectado por la Policía. Cuando la extorsión se comete desde la cárcel, la comunicación se efectúa de teléfonos públicos ubicados en los pabellones.
La técnica:
“Hola, le llamo desde una empresa de emergencias médicas. Tenemos a un familiar suyo herido en un accidente. Está inconsciente. ¿Sabe quién puede ser?”, son las palabras que pronuncia el delincuente. La víctima no tarda en dar un nombre, que será usado para sacar provecho. Por lo general llaman en horarios de la mañana y la tarde, que es cuando algún integrante siempre falta: si es adulto, porque está trabajando; si es menor, está estudiando. Hubo casos de llamadas los fines de semana a la noche cuando los jóvenes suelen estar fuera de casa en boliches o fiestas.

 

Comparte la nota

Publica un comentario